Opinión

¿Y tú qué haces? | Jóvenes, jóvenes y más jóvenes

• Bookmarks: 65


El suicidio ha aumentado en nuestro estado, son los varones en su mayoría los que más cometen este acto.

Sonia Félix Cherit*

Qué difícil es a veces poder escribir, cuando te enfrentas a una serie de problemáticas en todos los ámbitos de nuestro país. Volteas a ver a los jóvenes sin futuro seguro, sin trabajo, pesimista ante el estudio, inseguros de qué van a estudiar o hacer de su vida. Algunos metidos en las drogas y en el narco.

El suicidio ha aumentado en nuestro estado, son los varones en su mayoría los que más cometen este acto.

Una de las actividades, dentro de mis talleres de creatividad para jóvenes, es la de solucionar problemas. Se forman grupos de ambos sexos, para que, a través de lluvia de ideas los identifiquen  y aporten posibles soluciones.

Ellos logran visualizar perfectamente las fallas tanto políticas como dentro de sus espacios, sociedad y comunidad.

De acuerdo a sus experiencias, tratan de resolverlas con propuestas positivas. Tienen la capacidad de reflexionar, aunque nos parezcan despreocupados, indiferentes y desorientados.

En realidad, se dan cuenta de todo, sólo es darles herramientas para actuar. Elevar su autoestima, incluirnos en nuestros proyectos familiares y sociales otorgándoles la importancia y el valor que se merecen.

Nosotros, los de las generaciones de los 60, 70 y de más atrás, hemos crecido con la idea de trabajar y progresar. Desde pequeños pensamos en ganarnos la vida y trabajamos para darnos nuestro gusto y apoyar a nuestros papás.

Los padres debemos tener la capacidad y la obligación de educar adecuadamente a nuestros hijos. Tan sólo por amor a ellos mismos. Ver con gusto sus iniciativas, dejarlos ser independientes y que la preparación sea su objetivo para tener éxito.

El gobierno debe, en lugar de darles beneficios económicos, crearles iniciativas para su propio desarrollo y fomentar el deseo de una vida mejor. El país está tan endeudado, que aparte no tendrá la capacidad de soportar este programa social a largo plazo.

Se necesitan emprendedores que tengan una mente proactiva y no “ninis” becados sin mérito alguno, sólo por el control de políticos.

Hace años, jamás obtuvimos ni becas ni recursos del gobierno.  Fuéramos pobres o ricos cada quien salía adelante con sus propios medios. La vida no era del todo color de rosa, pero jamás escuchábamos de crimen organizado, ni de trata y las drogas las utilizaban unos cuantos.

Nuestras acciones estaban enfocadas en la familia, el trabajo, el estudio y en los buenos amigos. Sin duda el machismo era más arraigado, la mujer tenía menos derechos dentro de la vida política y social. Justo en los sesentas y setentas comenzaron las mujeres a asistir más y más a las universidades. Hoy, son mayoría a nivel maestría y doctorado.

Criar a un joven dependiente es criar un parasito para la sociedad.

*Activista y feminista contra la violencia contra las mujeres, los derechos de niños y niñas, y la comunidad LGTBIII; promotora cultural independiente en Casa de Engracia y presidenta de la Asociación Civil Sonia Félix Cherit. Síguela en facebook aquí.

65 recomendaciones
279 views
bookmark icon