Opinión

¿Y tú qué haces? | Créditos inmediatos y remesas

• Bookmarks: 35


Estamos en los créditos de la pobreza y del tercer mundo. Otorgados por instituciones “bancarias” llamadas cajas, mueblerías o las dichosas tiendas departamentales con banco, que prometen rápido dinero, pocos intereses y sin aval.

Sonia Félix Cherit*

Cada vez que complica más la situación económica de la ciudadanía. Pocos alcanzan con lo que ganan y muchos buscan algún crédito inmediato. Ya sea para satisfacer algún antojito o para saldar otra deuda, que no se salda. La señora o el señor tenía que pagar el gas, el agua, el internet, la luz, la comida, las colegiaturas, los libros o vaya usted a saber.

Hasta las tiendas departamentales ya son bancos, nos facilitan créditos inmediatos, para que nosotros a la brevedad cumplamos nuestros “sueños”. Aquella pantalla tamaño cinema o el refrigerador con agüita fresca y hielos al instante (pero casi sin comida), el sistema audio de gran potencia y tamaño con un sonido espectacular que se escuchará hasta el retumbar de las ventanas del vecino a 10 cuadras.

O también puede ser el colchón de nuestros sueños o aquella sala moderna, que en menos de un mes se devolverá, porque se le saltó un resorte o estaba rellena de pañales para bebé en lugar de aquellas fibras especiales, antialérgicas, promesa de descanso o/y sueños profundos. Devolveremos los objetos comprados y el vendedor nos dirá con gran sonrisa (si tenemos suerte): “ningún problema, le daremos un vale y una bonificación por la incomodidad que le hicimos pasar, podrá escoger un artículo de mejor calidad o más costoso con el mismo crédito”.

Pero no importa, la deuda sigue. Nuestro dinero no va de vuelta. Tal vez nos aumentarán el crédito sin ningún problema y lo pagaremos como Dios mande.

Estamos en los créditos de la pobreza y del tercer mundo. Otorgados por instituciones “bancarias” llamadas cajas, mueblerías o las dichosas tiendas departamentales con banco, que prometen rápido dinero, pocos intereses y sin aval.

Lo escrito se me ocurrió por un pobre chico. Él con gran ilusión fue a sacar un crédito de 5 mil pesos, pensando lo haría feliz y lo sacaría de una bronca. La bronca se convirtió en tres. Está más endeudado, amargado y debe el dinero que aún no gana.

Dinero inmediato desde USA. No se necesita cuenta bancaria y mucho menos fiscalizado.  ¡Así de rápido y practico!

Se ingresa dinero en el país de los necesitados.  Las remesas. Gran éxito de los “bancos”. Sólo con su identificación y una clave recibirá hasta 50 mil pesos diarios. ¿Transferencias bancarias exprés o lavado de dinero?

En México, los que trabajamos y tenemos ingresos legales tenemos la obligación de justificar y fiscalizar cada quito.

Según la Secretaría de Economía, las remesan aumentan cada vez más y llegan a pasar hasta los mil millones de dólares o más al año. ¿A dónde va a parar todo ese dinero? ¿Al colchón?

*Activista y feminista contra la violencia contra las mujeres, los derechos de niños y niñas, y la comunidad LGTBIII; promotora cultural independiente en Casa de Engracia y presidenta de la Asociación Civil Sonia Félix Cherit. Síguela en facebook aquí.

35 recomendaciones
126 views
bookmark icon