Destacados

‘Sofía’, la tortuga en peligro de extinción que viajó de Zacatecas hasta un centro de cuidado en Oaxaca

• Bookmarks: 14


Texto y fotos: Arely Flores

MAZUNTE, OAXACA.- En el Centro Mexicano de la Tortuga, ubicado en Mazunte, un pequeño pueblo ubicado sobre la costa del pacífico en Oaxaca, se da cuenta del trabajo que se hace en pro de la conservación de estos animales marinos en peligro de extinción.

Aquí se cuentan historias de rescate animal. Por ejemplo, el de una tortuga marina que perdió una aleta delantera cuando quedó atrapada en una red pesca y ello provocó la amputación de su miembro. Este ejemplar jamás volverá al mar.

Algunos otros han sido encontrados o donados para que se desarrollen en un ambiente natural.

Actualmente, alrededor de 425 tortugas de 22 especies y subespecies se pueden apreciar en el centro que está por cumplir 25 años en funcionamiento.

Sofía es una pequeña tortuga lagarto que fue rescatada en Zacatecas y que fue trasladada para entregarla al centro para su cuidado.

Esta pequeña tortuga, con edad estimada de cinco años, estará bajo observación y en cuarentena en el área de Sanidad. Posteriormente, será incorporada a un área especial para exhibición y poco a poco se relacionará con otras tortugas de su especie y tamaño.

Este ejemplar siempre estuvo en cautiverio, por lo que su adaptación requerirá tiempo. Su nombre científico es Chelydra Serpentina y es una de las especies más agresivas, y también es conocida como Tortuga Moredora. Se caracteriza por sus patas gruesas, sus garras y cola muy larga, así como por su hocico en forma de pico con una potente mandíbula.

Para que este ejemplar pudiera llegar desde territorio zacatecano a la playa oaxaqueña, fue necesario obtener autorizaciones correspondientes otorgadas por autoridades federales, para ello, se tramitaron los oficios necesarios.

De igual forma, el Centro Mexicano de la Tortuga entregó un acta de recepción de organismos vivos, en la que se establece que a partir de ahora, el animal se incorpora a la colección viva, tendrá un expediente y se dio de alta en el inventario correspondiente.

La recepción se realiza con el objeto de adoptar y procurar las medidas de trato digno y respetuoso hacia la fauna silvestre, de acuerdo a lo establecido en el artículo 29 de la Ley General de Vida Silvestre, con lo que se evita sufrimiento, crueldad o dolor que pudiera tener el ejemplar en un lugar no adecuado para su manejo y posesión, y también para evitar su comercialización o sacrificio.

 

Mazunte, un ejemplo de amor a la naturaleza

Mazunte es una comunidad que destaca hoy en día por el desarrollo comunitario sustentable, y la totalidad de sus actividades que se realizan, principalmente las turísticas, son de respeto al entorno y de conservación natural.

Pero no siempre esto fue así. Justo aquí, donde cada año llegaban tortugas a anidar, era un lugar de destrucción de estos animales. Los lugareños cuentan que se veían cómo los ríos de sangre de las tortugas sacrificadas, llegaban al mar.

Tras un arduo trabajo de activistas y habitantes conscientes en la importancia de la preservación, desde este lugar se lanzó un mensaje nuevo de conservación de la naturaleza y la vida animal.

Hoy en día, en el centro se reciben ejemplares que han sido rescatados, donados o que permanecían como mascotas y sus propietarios decidieron entregarlas, y se ha logrado que algunas nazcan en el centro.

Este lugar de estancia y exhibición de las tortugas de agua dulce o marinas, ofrece condiciones necesarias para su cuidado y permanencia.

Especies golfinas, lagarto y la endémica de Oaxaca, y tortuga de cabeza amarilla, son solo algunas de las aquí pueden observarse.

Este museo dedicado a la protección y conservación de la tortuga ofrece a sus visitantes la posibilidad de conocer tortugas marinas en distintas etapas de desarrollo. Se tienen además visitas guiadas y en diferentes idiomas para conocer información relevante sobre las características y biología de estos animales marinos.

Uno de los principales objetivos de este centro, con una extensión de cuatro hectáreas, también es impulsar la investigación para el manejo, desarrollo y cuidado de la tortuga marina.

Además, cada temporada decembrina, cuando más turismo recibe la localidad, se organiza la liberación de crías de tortugas, a fin de involucrar a la sociedad en la importancia de las tareas de conservación.

De acuerdo a datos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en México anidan seis de las siete especies de tortuga marina reconocidas en el mundo.

En el país, la tortuga marina está en veda desde 1990, mientras que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) cataloga en peligro crítico de extinción a específicamente las especies Lora, Carey y Laúd y el resto en peligro de extinción.

Por ello, cada año, dependencias como la Profepa, Secretaría de Marina (Semar) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) lanzan campañas para la protección y conservación de la tortuga laúd en las entidades de Guerrero, Michoacán y Oaxaca, y a la tortuga golfina en esta última entidad, a fin de evitar el saqueo, depredación de nidos y modificación del hábitat durante la temporada de anidación.

14 recomendaciones
433 views
bookmark icon