Destacados

Ser bombero, un trabajo de valentía y coraje

• Bookmarks: 15


Parte I

Texto: Arely Flores

Fotos: Édgar Robledo

ZACATECAS, ZAC.- No por nada son reconocidos como héroes anónimos. Los bomberos atienden cada día con valentía y coraje los llamados de auxilio de la población y, pese al peligro, se arriesgan para salvar vidas.

Hoy en el Día del Bombero y como un reconocimiento a su labor, Ecodiario Zacatecas comparte dos historias de elementos de la Coordinación Estatal de Protección Civil que, a poco menos de dos años de jubilarse platicaron un poco de su experiencia y trayectoria en esta noble labor.

La alarma de la sirena, casco, botas, guantes y enorme chaqueta remiten a la imagen de un bombero en acción, aunque la realidad es que esta labor requiere de una gran preparación, sacrificios y heroicidad.

Te puede interesar: Día Mundial del Animal sin Hogar: Brindan Elena y Daniel una nueva oportunidad a gatos abandonados

Siempre para adelante

Dos minutos como máximo bastan para que los bomberos estén listos con su equipo y a bordo de una unidad de rescate para atender el llamado de la población.

Nunca se sabe la magnitud de la emergencia y en sus casi tres décadas de experiencia Tranquilino Reyes Orozco y José Patrocinio Espinoza Esquivel saben que cada servicio es diferente.

Como si fuera ayer, Reyes Orozco aún recuerda la primera vez que portó su uniforme y que subió a un camión de bomberos para atender una fuga de gas.

Tenía 17 años cuando ingresó al heroico cuerpo de bomberos, nervioso salió a su primer servicio y recuerda bien la primera recomendación de un compañero: agarrarse bien del vehículo de rescate.

Desde niño tuvo la inquietud por este trabajo y siempre supo que él quería ser bombero. “Cuando los veía me daba mucho gusto, hasta corría para verlos, seguirlos y ver su trabajo. Y yo me decía algún día voy a ser bombero… y así fue”, expresó.

Hoy es uno de los elementos que está a año y medio de cumplir sus años de servicio. El trabajo no ha sido fácil, por los sacrificios que ha tenido que hacer, por ejemplo, no pasar tiempo con su familia.

Esposo y padre de dos hijos reconoce que su trabajo siempre ha sido importante en su vida, siempre echándole ganas y dando lo mejor de sí. “Estoy enamorado de mi esposa, pero mi trabajo es mi obsesión”, comentó.

Te puede interesar: Jonathan se olvida del cáncer y se convierte en capitán de un vuelo para conocer el mar

En sus 29 años de servicio ininterrumpidos, Reyes Orozco reconoce que las tragedias también son parte del trabajo.

Hay muchos servicios, desde un panal de abejas hasta accidentes, una casa quemándose, “muchos me han marcado no porque haya víctimas, sino por los escenarios que quedan, como el de una familia que viajaba en su vehículo y sufrió una volcadura. Al llegar no nos percatamos que un niño, como de un año, estaba aplastado debajo del vehículo, eso hasta ahora lo tengo presente… al levantar el vehículo estaba el niño abajo”, recordó.

El bombero afirma que esas experiencias quedan ahí, pero hay que seguir adelante, pues con agobio no se pueden hacer las cosas bien.

15 recomendaciones
442 views
bookmark icon