Entorno

Sacrificios, necesarios para la renovación del alma: obispo

• Bookmarks: 9


Ecodiario

Texto y foto: Fernando Quijas

ZACATECAS, ZAC.- Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, aclaró que no hay nada que prohíba el consumo de carne roja durante la vigilia, contrario a la creencia popular; explicó que es tan solo un sacrificio que se hace en tiempos de Cuaresma para la renovación espiritual.

Ante los medios de comunicación, el líder de la Iglesia Católica en la entidad comentó que la Cuaresma es un tiempo penitencial, en el que se busca la transformación personal a través del perdón de Dios mediante algunos sacrificios, como lo son el ayuno y la abstinencia en el consumo de carne roja durante esta temporada.

El ministro explicó que estas penitencias, que muchas veces implican algún sacrificio corporal, no son prohibiciones por parte de la Iglesia, sino que fueron recomendaciones que a lo largo del tiempo se han convertido en costumbre entre los fieles, tomándose incluso como una norma por parte de éstos.

Por lo anterior, el obispo dijo que lo importante para la Iglesia no es el sacrificio que se hace como tal, sino el impacto que éste tiene para la renovación del alma a través en cada individuo.

Ante el cierre de algunos negocios que venden carne roja durante esta temporada, el obispo opinó que es algo sobre lo que no podría intervenir, ya que muchos comerciantes quizás conservan esa tradición, e incluso el mismo espíritu de sacrificio, al dejar de recibir ganancias. “O, por otro lado, no quieren hacer pecar a los demás”.

EN CONTRA DE DAÑOS EN PATRIMONIO

Sobre los daños en el Centro Histórico durante la Marcha 8M, que presuntamente realizaran algunas activistas, el obispo dijo que él cree que todas las personas merecen respeto, pero eso no significa que esté de acuerdo con todas las acciones, sobre todo cuando éstas ocasionan estragos como lo fueron las pintas en edificios tan significativos para Zacatecas y México.

Recordó haber sentido mucha tristeza al enterarse de los daños ocasionados durante esta marcha. “Es como si destruyeran tu propia historia, la historia de nuestros antepasados, así como los valores en los que creyeron. Por otra parte, también es que no te importe el futuro ni los demás. Eso no es amor al prójimo”, dijo.

9 recomendaciones
55 views
bookmark icon