Opinión

Moscas en la sopa | ¿Lealtad?

• Bookmarks: 30


“Parece que mientras los trabajadores del volante buscan coludirse con los actores que generan las legislaciones recaudatorias o punitivas, lo que no se dan cuenta es que le están jalando la cola al león”.

Ra del Pot *

Recientemente tuvimos en la capital del estado una manifestación por un puñado de taxistas que pedían modificar el Código Penal, en pocas palabras, para encarcelar a quienes se atrevieran a serles desleales y manejar un automóvil de Uber, Didi o Cabify.

Bueno, a partir de esto parece necesario preguntarse con una mirada crítica esta acción de los Reyes del Volante que ahora tambalean y comienzan a ser sustituidos por los todavía príncipes de las plataformas digitales.

Y es que parece risible que este gremio, para empezar, hable de lealtad ante su modus vivendi. El diccionario de la Real Academia de la Lengua arroja tres definiciones básicas que, aunque una o varias definiciones no abarquen todo el sentido semántico de la palabra, pueden otorgarnos un panorama más general para acercarnos a esta visión crítica de la que partimos.

Las definiciones de lealtad, pues, son:

  1. Cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien. 2. Amor y fidelidad que muestran a su dueño algunos animales, como el perro y el caballo. 3. Legalidad, verdad, realidad.

Observamos entonces que la primera parte nos habla de cumplir con el honor, ser fieles y actuar con una hombría de bien; todos conceptos que se antojan decimonónicos para someter a una sociedad inocente, que no alcanza a vislumbrar aún los significantes (como referiría Saussure) de conceptos abstractos que nos dicen que si nos pegan en una mejilla, debemos poner la otra para recibir el doble.

La segunda definición dice que es el amor y la fidelidad de una mascota a su amo. ¿Amor? ¿Con sus agresiones al volante hacia otros conductores, sus cobros exagerados en las cuotas y la incomodidad y riesgo que padece el pasajero por la falta de pericia al volante de muchos? Además, si este gremio ve a su competencia como sus mascotas, en realidad tienen severos problemas de personalidad, pues quien no respeta a su competencia, quien juega chueco y desea obtener un estatus por el que nunca luchó ni compitió, es probable que funja más como mascota de un amo invisible, de mil cabezas, antes que ser incluso un oponente digno de competir en un mundo globalizado y mercantil que no le importa quién sea comido ni quién coma, pues sólo la calidad de su producto, en este caso servicio, es lo que defenderá su postura, algo que les falla mucho a los trabajadores agremiados de este rubro.

Y la tercera y última definición de la RAE nos dice, en simples tres conceptos, que debe haber legalidad, verdad y realidad; aquí un punto de inflexión crítica a la manera mayéutica, ¿existe realidad en la legalidad, hay verdad en la realidad, es legal la verdad? Me refiero a que hay que preguntarnos qué tan legítimo es el reclamo de unos 15 taxistas ante millón y medio de ciudadanos que, ante la crisis que afronta el país, buscan una fuente de ingresos que, por su puesto lo más accesible es manejar un auto de alquiler que, sin embargo, los taxistas no permiten, es decir, ¿están ellos dispuestos a soltar placas y registro a la gente que trabaja en esas plataformas?

Es sabido que para formar parte del gremio hay que tener palancas para sacar las placas, además de plata, hay que ser amigo de algún agremiado o, simplemente, soltar un moche para que pueda un padre de familia completar el gasto ruleteando en su tiempo libre; es lo que dicen la malas lenguas, que hay que cuestionar críticamente también y preguntar si es verdad esa realidad.

En cuanto a si es legal la verdad; la legalidad nos dice que es una serie de ordenamientos jurídicos vigentes que nos permite interactuar como seres sociales, individuos que codependemos del funcionamiento del otro para vivir en sociedad. Y la verdad, quedémonos con que la filosofía develó que hay más de una verdad. Entonces, si la verdad no es una y si la legalidad es el funcionamiento de todas esas verdades con reglas establecidas, por qué los taxistas no ceden y miran que puede haber muchas formas de ver el mundo, muchas realidades a las que debemos adaptarnos y que no se quieran comer el pastel por completo, que sepan que la sociedad se está modificando y que todos podemos acceder a oportunidades de mejora por los medios que se nos están abriendo.

Es por ello que los amigos taxistas deberían comprender que la lealtad se la deben ellos al usuario y no viceversa, que para exigir una lealtad primero deben definir bien este término para ellos mismos, para que controlen sus acciones agresivas, para que el pasaje no se sienta inseguro, que no brinden el servicio al “ahí se va”; que el concepto les signifique ser conscientes de lo que ofrecen para que vean que sus servicios deplorables ya están en desuso y que quien no se adapta se queda en el camino.

Parece que mientras los trabajadores del volante buscan coludirse con los actores que generan las legislaciones recaudatorias o punitivas, lo que no se dan cuenta es que le están jalando la cola al león, pues de aprobarse una reforma de ley no es meramente a su favor, pues recordemos que los legisladores, supuestamente, deben ver por el bien común, no por el de unos cuantos que buscan beneficiar sólo a sus bolsillos. Quiero decir que si se van a modificar leyes afectarán a todos los trabajadores del volante, pues cada quien tiene la manera de conseguir a sus clientes, unos ruleteando, otros pescando en el realidad virtual.

Una recomendación para los amigos taxistas, actualícense, no se aferren a una sola manera de subsistir, la competencia no significa desabasto, al contrario, es una manera de mejorar, hay que agradecer que nos alerten si algo estamos haciendo mal, y la competencia tiene esa naturaleza. No traten de imponer normas o leyes fundamentadas en conceptos de hace dos siglos, imagínense los carretoneros de la Edad Media lo que opinarían de ustedes.

*Es un crítico criticón con mucho tiempo libre.

30 recomendaciones
130 views
bookmark icon