Destacados

Los misterios de la existencia | La incertidumbre de nuestro tiempo

• Bookmarks: 29


“Lo nuevo brota de la nada”

 

 

Alejandro Bravo*

Es muy indiferente el hecho de que el sector educativo de nuestro país, se enfoque más en continuar concentrado en dar a conocer los conocimientos básicos, los cuales permanecen ciegos ante lo que está ocurriendo en nuestro mundo actualmente.

Sus intentos, sus continuas estrategias por hacer que los alumnos y alumnas se integren nuevamente al salón de clases, después de casi dos años de ausencia, son una muestra de la ignorancia; se pide que cada joven, niño o niña, llegue al aula de clases como si nada hubiera pasado, para sentarse y retomar sus estudios como si fuese apenas hace unos días que dejaron de ausentarse.

Hoy más que nunca se necesita integrar en el sector educativo, la enseñanza de que el ser humano es a su vez un cuerpo, emociones, sensaciones, sentimientos, posibilidades. La condición humana debe estar en la enseñanza de toda institución educativa, no sólo del país, sino del mundo.

Muchos estudiantes regresaron a su aula o regresarán a un lugar que les resulta completamente nuevo, tornarán a un salón que, aunque llegaron a estar unos breves días antes de pedirles que se ausentaran, el niño y niña no son los mismos. Quienes regresan al aula habrán sufrido diversos cambios, como también quizás sus intereses y necesidades cambiaron. Se fueron siendo niños y niñas, regresaron siendo jóvenes. Se fueron de una primaria, llegaron a una secundaria o igual, pudieron salir de una secundaria, para llegar ahora a una preparatoria. Se fueron con un núcleo familiar completo, quizás regresaron con un núcleo familiar desintegrado, ya sea por la ausencia o la pérdida.

Pero ¿quién se encarga de ser contención de todo esto? ¿los maestros?  ¿las maestras? Creo que ya es demasiado exigirles con todo el proceso administrativo que llevan en cumplir con sus evidencias y programas.

La pandemia es un evento inesperado, algo que a todos y todas nos sorprendió, porque como sociedad nos hemos instalado en una enseñanza de seguridades e ideas concretas. Debería existir en todo plan educativo un módulo en que se enseñara que lo nuevo brota de la nada, que nunca podemos estar seguros de lo que puede ocurrir mañana, es decir, debemos crecer aprendiendo a contar con lo inesperado en nuestras vidas y no llevarnos a explorar la experiencia general, sino la experiencia propia.

¿Qué ocurre que no quieres entrar a un salón de clases? ¿cómo es para ti regresar a un aula de clases? ¿cómo estás con llegar a un nuevo lugar? ¿cómo fue para ti no contar con una clausura oficial? ¿cómo es para ti llegar a un lugar y encontrarte con nuevos compañeros y compañeras? ¿cómo afectó en ti este distanciamiento?

Y las preguntas no paran, no dejo de cuestionarme.

Como tampoco lo hace la única forma de estar y ser, frente a los nuevos desafíos que nos hemos enfrentado día a día. El problema es que nadie se detiene para hacer las preguntas correctas y escuchar con auténtico interés todo lo que se esté diciendo, lo que esté ocurriendo.

Mi nombre es Alejandro, cuento con la formación como Terapeuta Existencial. Más que hablar de teorías o técnicas, me gusta explorar lo que está presente, lo cotidiano, lo que ocurre. Si te interesa conocer un poco más de esto e indagar en tus propios misterios, te invito a crear un espacio de relación y diálogo para que juntos, juntas, podamos comprender un poco más la “situación” que estés viviendo, como también la manera en que te relacionas con el mundo y los demás, ya que clarificar nuestra posición en el mundo, puede aclarar nuestra postura y entonces si así se elige, optar por una actitud diferente.

HASTA PRONTO.

 

*TERAPEUTA EXISTENCIAL

TELÉFONO: 7712099585

CORREO: cypesc@gmail.com

 

*Las opiniones plasmadas en las colaboraciones son responsabilidad de cada autor, así como su estilo de escritura. Ecodiario Zacatecas sólo es una plataforma digital para darlas a conocer a sus lectores.

29 recomendaciones
55 views
bookmark icon