Destacados

Lo que faltaba | Salgado Macedonio, el instrumento de López Obrador

• Bookmarks: 19


Cuidado con los ataques al instituto de la democracia mexicana. Si López Obrador continúa así, lo vamos a lamentar

José Arturo Ramírez Medina*

Históricamente el presidente López Obrador ha estado en contra de las instituciones. Todos suponíamos que sus dichos y ataques constantes como opositor cesarían cuando por fin tuviera acceso al poder, pero esto no fue así.

López Obrador, ahora desde la titularidad del Poder Ejecutivo federal, es el protagonista de la polémica nacional, atacando todos los días desde el circo de Palacio Nacional a opositores, periodistas, medios de comunicación, y más grave aún, a las instituciones.

El ataque constante a los organismos autónomos tiene consecuencias sumamente graves. Lo he dicho en reiteradas ocasiones: las palabras de un presidente verdaderamente importan.

Si bien todas las instituciones y organismos autónomos de nuestro país tienen una importancia significativa, el Instituto Nacional Electoral (INE) la tiene aún más, no por ser un simple organizador de las elecciones en México, sino porque es, por antonomasia, el garante de la democracia.

Desde hace muchos años el desprecio por la autoridad electoral ha sido evidente, aunque es importante decir que también conveniente. Todos recordamos las fuertes críticas de López Obrador por la caída del sistema en 1988 por autoría del hoy, nada más y nada menos, titular de la CFE, Manuel Bartlett. El tipo de persona de López Obrador es peculiar, cuando los resultados te favorecen son tus amigos, pero cuando no, tus enemigos.

El último de los instrumentos que había tenido el presidente López Obrador para una afrenta en contra del instituto electoral fue la derrota en el año 2006, en donde Felipe Calderón, con toda la legalidad, obtuvo el triunfo para convertirse en el titular del Poder Ejecutivo.

Hoy el presidente, después de haber buscado por más de dos años un instrumento para continuar con sus ataques en contra del INE, finalmente lo obtuvo.

Félix Salgado Macedonio hoy es el instrumento de López Obrador para acabar con el instituto electoral, argumentando que ahora quien atente contra la democracia es el propio instituto y no quienes transgreden los valores democráticos, violan las disposiciones legales y utilizan el más alto cargo público de nuestro país para denostar, desprestigiar y tratar de acabar con la autoridad electoral.

Hoy más que nunca es necesaria la conformación y el fortalecimiento de las instituciones, no la confrontación y el ataque.

Recordemos que hoy el INE tiene mayor aprobación por parte de la ciudadanía que el presidente López Obrador y los partidos políticos. El INE es una institución fuerte que ha costado un gran esfuerzo construir por parte de la ciudadanía.

El INE es más grande que cualquier actor político, el INE es más grande que cualquier presidente de la República.

Cuidado con los ataques al instituto de la democracia mexicana. Si López Obrador continúa así, lo vamos a lamentar.

 

Lic. en Derecho y Mtro. en Ciencias Jurídicas por la Universidad Panamericana.

Asesor legislativo.

 

**Las opiniones plasmadas en las colaboraciones son responsabilidad de cada autor, así como su estilo de escritura. Ecodiario Zacatecas sólo es una plataforma digital para darlas a conocer a sus lectores.

 

19 recomendaciones
16 views
bookmark icon