Opinión

Las Morismas de Zacatecas | Mucho ruido, en Bracho… y muy pocas nueces

• Bookmarks: 14


“Enfoquémonos, señores: trabajemos por dejar una fiesta digna a esos niños que ya este año fueron parte del recorrido en brazos de sus papás, por esos jóvenes que buscan resguardar mejor una tradición tan rica, por esos hermanos de las cofradías foráneas que -a pesar de nuestras fallas- cada año nos visitan y le dan más colorido a nuestra fiesta”.

El Morismero*

Es imposible no hacer un recuento de lo bueno y lo malo que dejó la edición 2019 de las Morismas de Bracho: al término de esta fiesta nos toca dar gracias a San Juan Bautista por dejarnos dar servicio un año más, pero también nos toca hacer balance de lo que estuvo bien y de lo que se puede mejorar.

José Dolores Delgado anunció -casi a modo de sentencia- que el que prefiriera el desmán por encima de la devoción, se enfrentaría a las sanciones de un severo reglamento… y yo sigo esperando que se apliquen las consecuencias.

La gran mayoría podemos decir que terminamos bien aunque las autoridades dicen que hubo más de 500 servicios de emergencia que tuvieron que ser atendidos por la Cruz Roja o las corporaciones policiacas: un riflero que se voló una mano el sábado; otro, se quemó los párpados cuando estábamos en el cerro; el hombre que fue llevado al hospital en la ambulancia que tuvo que subir al castillo turco el domingo a mitad de los combates… y cómo olvidar a aquél que el sábado tuvo que abandonar la plaza cuando la Guardia Nacional llegó por él.

¿Cuántas de esas situaciones se hubieran evitado si, como hace una semana resaltaba el buen Víctor de la Torre, retiráramos el uso de la pólvora de Bracho? Muchos van a decir que entonces ni sería fiesta, pero, seamos objetivos: ¿En dónde va a acabar la fiesta si seguimos con gente herida por el mal manejo de los rifles?

Además, no me acaba de quedar claro eso de la venta de pólvora porque en las dependencias gubernamentales sobran oficios y políticos que comprueban cómo este recurso es donado a la Mesa Directiva que, año con año -y aunque cambien los monos que la integran- andan llorando porque no tienen ni para comprarla ni para pagar por el permiso en la 11 Zona Militar, pero bien que la venden y nos hacen creer que es para recuperar un poco de ese gasto. La verdad, ese asunto no me cuadra.

Dijeron que controlarían la venta de bebidas alcohólicas… y yo espero que quienes la vendieron sí la hayan controlado muy bien porque se veía cómo las latas y latones eran comprados con mucha rapidez. El cinismo fue tal que hasta una lona de buen tamaño colgaba de una vivienda indicando la venta de cervezas. ¿Dónde quedó la severidad?

¡Ah, pero eso sí! Todos los que se creen dueños de Bracho estaban muy sentados en el templete al lado de Ulises Mejía y los dos o tres políticos extras que mandaron para hacernos creer que sí le importamos al Ayuntamiento de Zacatecas, al Congreso local y, por supuesto, al Gobierno del Estado. Entiendan, señores: hacen el ridículo cuando se prestan a ser acarreadores de votos y de dinero para organizaciones que ni siquiera entienden la fiesta.

Enfoquémonos, señores: trabajemos por dejar una fiesta digna a esos niños que ya este año fueron parte del recorrido en brazos de sus papás, por esos jóvenes que buscan resguardar mejor una tradición tan rica, por esos hermanos de las cofradías foráneas que -a pesar de nuestras fallas- cada año nos visitan y le dan más colorido a nuestra fiesta.

Tuve el gusto de saludar a muchos buenos amigos, de ofrecer mi cansancio por las necesidades y las de mi familia, de realizar rituales que me remontan a mi niñez y de ser parte de las tradiciones que para otros implica la Morisma de Bracho. En lo personal, me quedo con un buen sabor de boca y la tranquilidad de haber dado un buen servicio. Espero que ustedes, compañeros morismeros, puedan decir lo mismo.

Hazme llegar tus comentarios a elmorismerodezacatecas@gmail.com o por mensaje de Facebook a Las Morismas de Zacatecas.

*Orgulloso cofrade de San Juan Bautista que desde niño forma parte de las Morismas y que espera nunca cansarse de cuidar de esta hermosa fiesta.

14 recomendaciones
214 views
bookmark icon