Opinión

Las diferentes caras del delito | Extorsiones virtuales ¿Qué son y por qué son tan efectivas? La solución para acabar con esto: ¡CUELGA!

• Bookmarks: 12


Es necesario conocer y reconocer esta manera de extorsión para saber que con solo terminar la llamada, evitamos que se lleve a cabo el delito.

Ana Cecilia Flores*

La extorsión telefónica o secuestro virtual es una de las variantes delictivas con mayor popularidad en nuestros días por las virtudes que les brinda a los delincuentes: grandes cantidades de dinero, en un corto periodo y sin necesidad de contacto, que se traduce en un mínimo riesgo de ser detenidos por alguna autoridad.

¿En qué consisten?

Los delincuentes, de manera aleatoria, llaman a algún número telefónico y bajo amenazas, con palabras altisonantes e identificándose como miembros de algún grupo delictivo, aseguran tener vigilada a la persona con la que se está efectuando la llamada.
Comienzan a ordenarle que mantenga la llamada en curso y que se traslade:

  1. Al Oxxo más cercano a depositar
  2. Al hotel más cercano

En el primer caso, piden varias veces cantidades menores de dinero pero insisten para que la víctima consiga más.

En el segundo caso, a base de intimidación psicológica y a través de la misma llamada, logran que la víctima se hospede en algún hotel, de preferencia sin que registre su nombre y que permanezca en la línea o que apague el teléfono y los extorsionadores indican en qué horas encender el teléfono para volverse a comunicar con ella.

En esta modalidad, pueden o dejarla en un hotel, ordenarle que se mueva a varios hoteles o inclusive logran llevarlos a hoteles fuera del Estado. Durante los minutos u horas en que el teléfono se encuentra apagado, la familia intenta contactarse con la víctima y al no lograrlo, asumen que la llamada que recibieron, asegurándoles que su familiar está secuestrado, es real.

El éxito de este delito consiste en la presión psicológica que se ejercen sobre la víctima. Las palabras que utilizan y la manera de intimidarla hacen que sienta que está siendo verdaderamente vigilada y esto le impide desacatar el sinfín de instrucciones que le dan.

Sin embargo, nunca es real. Si los delincuentes quisieran llevar a cabo el secuestro, lo van a hacer de manera directa, irrumpiendo violentamente en el domicilio, en el vehículo o cualquier otro lugar en donde el objetivo esté al alcance de ellos. Hasta ahora no se conoce ningún caso en el que, a través del teléfono lo saquen de su casa, lo hagan irse a algún lado para después llegar por él y llevárselo.

Es necesario conocer y reconocer esta manera de extorsión para saber que con solo terminar la llamada, evitamos que se lleve a cabo el delito.

De igual manera, se sugiere llamar al número de emergencias 911 que inmediatamente enviará elementos policiacos en búsqueda de la persona para ayudarla a evitar que el pánico se apodere de ella y seguir instrucciones.

Si familiares de la víctima reciben la llamada de que tienen secuestrado a su familiar, la sugerencia de la llamada al número de emergencias es la mejor opción, porque la autoridad competente atenderá el caso y se dará a la búsqueda del familiar retenido de manera virtual.

Es necesario recalcar que los elementos policiacos están capacitados para reconocer  y actuar cuando se presenta este tipo de delito, por lo que como ciudadanía nos toca atender las instrucciones que señalen, de lo contrario, solo entorpecemos los protocolos que tienen establecidos para salvaguardar a la ciudadanía.

Y debe recalcarse la parte que como ciudadanos debemos atender lo que la autoridad competente nos indique, porque no hace menos de un mes un ciudadano depositó un millón de pesos a pesar de que el elemento policiaco especializado, llamándole por teléfono le indicó que no lo hiciera porque tenía a su familiar enfrente.

Las críticas hacia las corporaciones policiacas son frecuentes, pero ¿Cuál es el aporte que tenemos los ciudadanos para dejarlos trabajar?

Y como último dato, dichas llamadas de manera muy regular son realizadas desde diversos penales o reclusorios de varias partes del país, lo cual es un dato importante a conocer para tener la seguridad de que no está siendo vigilado ni mucho menos hay alguien cerca de él.

*Maestra en Política Criminal, incansable ambientalista, amante de los libros y su olor.

12 recomendaciones
63 views
bookmark icon