Opinión

La seguridad y la nación | Y el armamento sigue llegando

• Bookmarks: 14


Un tema que parece que hemos dejado de lado, el control de armamento desde los E.U a México, parece no tener control.

Rafael Sánchez*

Un tema que a últimas fechas parece que ha desaparecido de la agenda gubernamental, sin duda es el control del armamento que procede de los Estados Unidos.

Hace algunos días, la Policía Federal en Saltillo, Coahuila, aseguró un número significativo de armas que procedían de los Estados Unidos, y que tenían por destino final el Estado de Michoacán. Estos hechos sin duda nos obligan a poner nuevamente en la mira aquel tema que constantemente parecemos olvidar, el número incontable de armas que ingresan a nuestro país, y que no es para ningún otro objetivo que no sea llegar a las manos de las organizaciones criminales. Necesariamente deberíamos de analizar, quién o quiénes las venden en el país vecino, cuál o cuáles son las fronteras de ingreso, porque dentro del territorio americano, y específicamente en la frontera no existe, ni ha existido un aseguramiento de armamento que tenga como destino nuestro territorio.

Si bien es cierto, la fabricación, venta y distribución de armamento en los Estados Unidos se encuentra bajo una regulación que escasamente es estricta para la misma, aunado a que los Estados de California y Texas, son quienes concentran y venden el mayor número de armamento, y que se encuentran geográficamente colindantes con la frontera con México, resulta casi imposible pensar que las autoridades norteamericanas no tengan claro cuáles son las rutas de tráfico de armas hacia este país, siendo que a la inversa, todas aquellas que transitan de sur a norte están muy bien identificadas y vigiladas.

Lo que debemos tener en claro, es que las organizaciones criminales en México cuentan con un gran poder económico. Este poder económica les dé la posibilidad de adquirir el armamento más sofisticado que pueda ser fabricado en los Estados Unidos, y como lo hemos visto en algunos enfrentamientos armados con autoridades, sale a relucir ese armamento que tal vez, ni siquiera el Estado haya podido adquirir. Es necesario y urgente lograr acuerdos políticos bilaterales que reduzcan y controlen la venta y traslado de armas, es impensable que esto no afecte a la población, ya que por lograr el control territorial, la delincuencia sin chistar hará uso de él.

*Especialista en Seguridad Pública. Instructor Certificado en Derechos Humanos por el CICR. Mtro. en Juicios Orales. Contacto: silverado_hr@hotmail.com

14 recomendaciones
67 views
bookmark icon