Opinión

La seguridad y la nación | La seguridad, velero sin rumbo

• Bookmarks: 10


“Resulta evidente la falta de información e inteligencia para mantener actualizadas a las autoridades”.

Rafael Sánchez*

Derivado de los recientes hechos en Culiacán, Sinaloa, resulta ineludible el no tomar una postura respecto a los hechos, ante los cientos de opiniones que respaldan la decisión de liberar a Ovidio Guzmán, en pos de salvaguardar vidas, u otras tantas opiniones, por el contrario, como una muy mala decisión. Sin embargo, ante el caos informativo y comentarios viscerales, hoy en día es fundamental realizar análisis objetivos que permitan tomar una postura con un poco más de claridad.

Si bien es cierto desconocemos las causas primarias que dieron origen al enfrentamiento armado, tal tema podemos analizarlo en dos líneas sustantivas.

Primeramente, lo anterior deja al descubierto hechos que son fundamentales para realizar detenciones de personajes como los capos de la droga, como lo es, la mala estrategia para detener y sustraer a un personaje tan importante en la organización criminal de Sinaloa, y tan complicada de realizar, por el sólo hecho de que se trata del lugar donde tienen arraigo. Es decir, día con día esta delincuencia convive con la ciudadanía, gasta su dinero en sus negocios, genera empleos a través de empresas, las cuales, su función no necesariamente es para lo que deberían ser, es aceptada en la misma, e inclusive, idolatrada. Pero esto no significa que sean buenas personas, son un mal incrustado en la sociedad, por lo que la respuesta por parte de esta organización era tan lógica de esperarse, como tratar de meter la mano a un panal para sacar a la abeja reina. Considero que se subestimó el poder de reacción, ya que, como se vio en varios videos que circulaban en la red, estos criminales lograron una movilidad tan inmediata que rebasó fácilmente a las fuerzas castrenses, movilidad inclusive a través de vehículos empresariales, probablemente clonados, con los cuales pasan desapercibidos en días de normalidad. El armamento con el que cuentan no es problema, ya que demostraron el verdadero músculo que ha fortalecido, desde hace muchos años, la cantidad de integrantes de esta organización tan sólo en el Municipio de Culiacán, ya que lograron situarlo en minutos, además de las complicidades de las autoridades estatales, al escapar 49 reos del penal de ese municipio, en el mismo momento que se les necesita.

Por el otro lado, si es que la coincidencia con dicho personaje resultó derivado de una casualidad del patrullamiento de las autoridades, resulta evidente la falta de información e inteligencia para mantener actualizadas a las autoridades, en cuanto cada detalle de la organización criminal con la que comparten un espacio territorial, que mida cuál podría ser la respuesta de esta organización criminal ante una detención de tal relevancia; luego, entonces, el resultado no era esperado, porque claramente no fue previsto.

El final de esta historia, no podrá, bajo un supuesto u otro, ser un final feliz, porque al privilegiar la seguridad de las personas y devolver a este personaje a la sociedad, este continuará llevando droga a nuestros niños y jóvenes. Su organización seguirá asesinando, secuestrando y haciendo todo lo necesario para llevar las adicciones a las calles, pero ahora con un plus: el saberse vencedor. Cada uno asumirá la responsabilidad de nuestros actos, pero bajo ninguna circunstancia se debe dejar de perseguirles, de detenerlos y de llevarlos ante la justicia, simplemente por ser lo que son: criminales.

*Especialista en Seguridad Pública. Instructor Certificado en Derechos Humanos por el CICR. Mtro. en Juicios Orales. Contacto: silverado_hr@hotmail.com

10 recomendaciones
66 views
bookmark icon