Opinión

La Familia | Siempre acompañados en familia

• Bookmarks: 5


En casa hemos de procurar hacer sentir a los nuestros un espíritu de contacto frecuente y genuino, que nos mantenga unidos con una solidaridad que ninguna circunstancia –por adversa que sea- nos haga sentirnos abandonados, alejados, solos.

Susana Sánchez*

Cada familia es un solo hogar con un solo puchero que consta de muchos ingredientes, no solo la convivencia física o vivir bajo un mismo techo nos hace familia, sino la fraternidad verdadera, el cuidado amoroso, la empatía, el agradecimiento, el servicio y la generosidad.

Esa fraternidad nos debe hacer sentir siempre acompañados, protegidos por un ambiente cálido profundamente cordial, donde el cariño y la preocupación de unos por otros marquen la atmosfera que se respire.

Donde la distancia física no nos haga sentir aislados y todos sepamos que podemos contar con los nuestros siempre, en cualquier momento y circunstancia.

En casa hemos de procurar hacer sentir a los nuestros un espíritu de contacto frecuente y genuino, que nos mantenga unidos con una solidaridad que ninguna circunstancia –por adversa que sea- nos haga sentirnos abandonados, alejados, solos.

La alegría y la fuerza de no estar solos debe hacerse presente no solo cuando hay convivencia sino también –y con mayor razón- en la distancia, que es cuando podemos caer en desanimo por no estar con los que más queremos, debemos hacer sentir a los que no están con nosotros que les hacemos compañía aun desde lejos y que nuestros pensamientos y sentimientos los acompañan.

Puede suceder que, por situaciones de la vida ordinaria o por circunstancias especiales, necesidades de trabajo, estudio o mejores condiciones de vida no tengamos la oportunidad de vivir con nuestra familia, esto no debe significar de ninguna manera que no contemos con los nuestros, que nos alejemos o que no acrecentemos el cariño por cada uno, muy al contrario, debemos estar siempre atentos a sus necesidades, a sus sentimientos y a su quehacer cotidiano para que se sepan queridos y que siempre hay alguien –su familia- que en cualquier lado está pendiente de su vida y de su bienestar.

Debemos mantener el corazón siempre vibrante por cada uno de los nuestros, ya sea con palabras o con hechos, con detalles de cariño y de atención solicita, que sepan que independientemente de donde estén, hay alguien que los quiere y que los piensa.

Este convencimiento debe formar parte del ambiente que tenemos que difundir, más ahora que la modernidad, fría en su racionalidad y deshumana en su funcionalidad nos puede dejar a todos en una soledad dramática, que nos quiere hacer pensar que cada quien es responsable solo de sí mismo y que no podemos contar con nadie.
¡Nada más falso!! Todos podemos contar con los nuestros siempre, solo es cuestión de pedirlo, pero nadie debe jamás sentirse solo.

*Psicóloga

5 recomendaciones
88 views
bookmark icon