Opinión

La Familia | Influencia mutua de la familia y la sociedad

• Bookmarks: 18


El futuro de la humanidad pasa por el presente de las familias…

Susana Rodríguez*

Como ya lo he manifestado en otras ocasiones, la familia, como origen y fundamento de la vida en común, es el lugar físico y emocional de donde surgen los ciudadanos, es la primera escuela de virtudes y sostén de la sociedad en general, de tal modo que la familia y la sociedad tienen una función complementaria en la formación de hombres y mujeres de bien.

El futuro de la humanidad pasa por el presente de las familias; en los casos en los que el entorno no sea favorable, es necesario que las familias reaccionemos y, con valentía, ejerzamos el derecho inalienable que tenemos de educar a nuestros hijos de acuerdo a las costumbres y valores que consideramos importantes mediante una acción decidida, coherente y valiente.

Cuando algo de lo que pasa en el lugar donde vivimos no nos gusta, es cuando con mayor ahínco debemos participar, evitando el peligro de cruzarnos de brazos, encerrarnos en nosotros mismos o siendo indiferentes; sino más bien sosteniendo y defendiendo los valores que como familia hacen valiosa a una sociedad.

La familia debe ser, además un ámbito de irradiación y de apertura a los demás, a las otras familias, a otros ambientes y a la sociedad entera, partiendo de la base de darse a los demás y contribuir a generar un entorno de armonía y amor.

Los valores, entonces, no deben quedarse en el hogar sólo para provecho de quienes viven en él, por el contrario, debemos fomentar particularmente la convivencia con otras personas, relaciones de amistad y vecindad, también debemos relacionarnos con actividades culturales, artísticas y de descanso, hay que procurar intervenir en las iniciativas sociales y públicas con nuestra participación y tener una actitud interactiva sobre temas importantes que afecten a las familias, además de relacionarnos con el mundo de los demás, con sus penas y dolores a través de la atención a enfermos, desamparados o alejados del calor familiar.

De acuerdo con esta proyección externa de los valores familiares vividos, eso sí, primeramente, dentro de la familia, podremos incidir positivamente, siendo escuela de amistad, de humanización y personalización que lleve el entendimiento entre generaciones y desiguales; escuela de servicio para hacer la vida agradable a los demás y escuela de naturalidad, donde se vea la vibración de cada uno de sus miembros en la lucha por ser mejores personas.

*Maestra en Educación Familiar.

18 recomendaciones
410 views
bookmark icon