Opinión

La Familia | Familias fuertes

• Bookmarks: 12


“Una familia será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: Padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente”. Confucio

 

 Susana Sánchez*

En la familia, cada uno de nosotros tiene un papel especial que desempeñar en la protección y defensa de la familia. Saber cuidar, dirigir y proteger será tarea primordial de los padres, obedecer y respetar será más labor de los hijos, y comprender, amar y aceptar obra de todos.

Debemos estar atentos a reconocer los peligros que amenazan a nuestras familias para protegerlas de cualquier daño. Cada uno de nosotros tiene un plan encomendado en el cual trabajar en la búsqueda de la verdad y de la virtud.

Esto incluye, no solo la protección física y el resguardo de los nuestros, también hablamos de los peligros a los que las familias estamos expuestos, a las dificultades y amenazas que hoy pesan sobre la vida familiar, que son muchas y cada vez más evidentes.

Algunas son el individualismo, las frustraciones de la vida diaria, las malas amistades, los relativismos, el aburguesamiento y el materialismo entre otros. También debemos resguardarla de factores como la rutina, que desgasta y diluye el amor.

Algunas ideas que nos da Aquilino Polaino, médico psiquiatra, para proteger a nuestra familia de algunos peligros son: tener disponibilidad para todos, coherencia de los padres, iniciativa y buen humor, aceptar nuestras limitaciones y las de los nuestros, reafirmar el valor de las demás personas, estimular la autonomía personal, diseñar un proyecto personal, tener un nivel de aspiraciones alto, pero realista, elegir buenas amistades.

También ayudará una comunicación fluida y abierta, evitar los tabúes, ser observadores, hablar de que el mal existe, limitar el uso de redes sociales, confiar los planes de todos y actuar en conjunto para que estos se realicen, en fin, ser capaces de asumir la vida desde el amor reconociendo las capacidades y oportunidades de cada uno y aprovechándolas al máximo para el crecimiento de todos.

¡Protejamos a las familias! Es necesario ver en ellas el mejor tesoro del país, debemos sustentarlas con valores y virtudes, con ejemplo y dedicación, con amor y perdón.

Cada familia es un santuario y una escuela de amor donde se proclame la vida y la mejora personal, donde se respira la donación, la aceptación y el amor más profundo y sincero.

El resultado será una familia más fuerte, segura y unida.

*Psicóloga

12 recomendaciones
162 views
bookmark icon