Destacados

La Familia | Eligiendo contenidos

• Bookmarks: 32


Procuremos darle nosotros mismos a nuestros hijos la formación que les permita elegir siempre lo mejor

Susana Sánchez*

Dentro del importante e irremplazable papel que tenemos como padres, debemos estar conscientes de las influencias externas a las que están expuestos nuestros hijos y que pueden, de alguna manera, dañar o alterar su sano desarrollo.

En mi casa dicen siempre: no creas todo lo que ves, y efectivamente, no todo lo que nos venden los medios de comunicación o las redes sociales es bueno, de hecho, muy poco contenido de los mismos se puede catalogar como educativo o formativo.

Los medios de comunicación masivos son una poderosa influencia en las familias y en la educación de los niños y jóvenes. Estos llegan a una gran audiencia y de manera directa, muchas veces sin filtros ni revisión alguna por parte de las autoridades de cada país. Es por eso que los padres tenemos que estar siempre a la vanguardia y muy atentos sobre lo que ven y escuchan nuestros hijos.

La PTA (Asociación de Padres y Maestros, por sus siglas en inglés) reconoce que existen estudios científicos, tanto en desarrollo como completos, que examinan los riesgos para la salud asociados con el uso de dispositivos móviles, computadoras, tabletas, relojes y otros dispositivos. Estos estudios incluyen riesgos de comportamiento (socioemocionales y adictivos) y fisiológicos (radiación) relacionados con la cantidad de uso por diversos grupos de edad. Si bien el consenso no es completo sobre los niveles de riesgo en diferentes edades, evitar y/o minimizar estos riesgos para la salud en edades pre-adultas es una respuesta prudente. Las recomendaciones incluyen:

  • Limitar el tiempo diariamente del uso de tecnologías de pantalla;
  • Mantener dispositivos celulares, Wi-Fi, Bluetooth y otros dispositivos a distancia de los usuarios;
  • Usar audífonos y altavoces independientes; y
  • Limitar el tiempo y frecuencia del uso de medios adictivos.

Pero además de limitar los tiempos, es vital que los padres tomemos acciones respecto a los contenidos que ven los hijos, entre otros:

  • Guiar a los hijos a elegir medios de comunicación al seleccionar material para ver, escuchar, leer o entretener;
  • Enseñarles a evaluar lo que ven, leen y escuchan;
  • Enseñarles que muchas personas en las redes sociales no son quienes dicen ser y que no deben interactuar con extraños en línea;
  • Supervisar el uso y lo que hacen los hijos en las redes sociales, los sitios de juegos y el acceso a material inapropiado en el Internet;
  • Discutir los peligros de poner información personal en las redes sociales;

Como adultos, tenemos el derecho a elegir nuestro propio entretenimiento; no obstante, también tenemos la autoridad para poder darles a nuestros hijos de cualquier edad nuestra opinión sobre ciertos contenidos que se presentan en plataformas y que, al convertirse en series o películas populares tienden a replicar sus acciones en la vida cotidiana, en las casas, en las escuelas y en los grupos de amigos, generando actitudes violentas o degenerativas del ser humano disfrazándolas con un tono entretenido e inofensivo. Me refiero en específico al reciente caso de una serie que se ha vuelto viral en donde se rebaja la dignidad del ser humano a través de juegos “inofensivos”, cuyo resultado es la muerte de quienes pierden en él de manera cruel y sin ningún tipo de miramientos.

Procuremos darle nosotros mismos a nuestros hijos la formación que les permita elegir siempre lo mejor, siendo muy valientes para saber decir no a contenidos que los limitan, los rebajan y adormecen la moral y las buenas costumbres.

 

*Maestra en Educación Familiar

 

**Las opiniones plasmadas en las colaboraciones son responsabilidad de cada autor, así como su estilo de escritura. Ecodiario Zacatecas sólo es una plataforma digital para darlas a conocer a sus lectores.

32 recomendaciones
27 views
bookmark icon