Cultura

Juguetes de madera, una tradición que poco a poco se extingue

• Bookmarks: 18


Texto y fotos: Tanya Ortiz

GUADALUPE, ZAC.- Las nuevas generaciones usan su tiempo libre, incluso el que deberían disponer para trabajo o estudio, inmersas en aparatos electrónicos conociendo y explorando nuevas tecnologías; aquellos juguetes de madera con los que los abuelos pasaban sus tardes, ya les son desconocidos.

Así los carritos de madera, las muñecas de trapo, los trompos, baleros o matracas; igual el ring de los luchadores o el corral para el rodeo, donde un jinete se enfrentaba a un gran toro o trataba de pasar más de ocho segundos encima de él.

Los roperos de madera, las camitas y cocinetas, el burrito de planchar, las alcancías de cerdito o los trastecitos de barro en miniatura, ahora forman parte de la decoración de las abuelas y a los niños de hoy sólo se les ve jugar videojuegos o con el celular.

Sin embargo, aún hay lugares donde se ofrecen este tipo de juguetes que son parte de la identidad mexicana y que no debemos olvidar.

Así el negocio de artesanías Borreguín, donde no sólo hay un gran número de juguetes de madera o de lámina, sino también hay muchos objetos para la decoración del hogar, hechos de manera artesanal y pintados a mano.

Este negocio está ubicado en la calle Madero, en pleno centro de Guadalupe, donde también se ofrecen juegos didácticos, hechos de madera, para fomentar la imaginación y fortalecer la destreza motriz de los más pequeños.

Sin duda, una gran pirinola podrá hacer pasar divertidos momentos a toda la familia en torno a este juguete en el que pone uno, ponen dos o todos ponen, pero el mayor premio es cuando se detiene en gana todo.

Juan Tomás Nicolás viene con su familia desde Toluca, Estado de México, a vender estas artesanías a Guadalupe; lamenta que este tipo de juguetes cada vez se vendan menos, pero dice que le da mucho gusto ver a personas mayores cuando entran al local y ven los juguetes porque se nota que sus recuerdos regresan a la infancia.

Considera que juguetes como éstos deben formar parte de los juegos y educación de los niños mexicanos, en vez de que pasen su tiempo con celulares y tabletas electrónicas.

En estas fiestas patrias, en las que se resalta el verdadero sentido de ser mexicano tras recordar la liberación de nuestro pueblo del yugo español mediante la guerra de Independencia, no está de más recordarles a nuestros hijos y nietos que las costumbres mexicanas no deben perderse y, así como disfrutamos del pozole, las enchiladas y las tostadas, como unos de los platillos típicos de México, los juguetes hechos por los artesanos locales deben formar parte de la historia familiar.

18 recomendaciones
335 views
bookmark icon