Opinión

Historia de Zacatecas | El callejón 4 de julio en Zacatecas

• Bookmarks: 42


Adriático Fer

La noche del lunes 20 de octubre, en la casa que estaba situada en la entrada del callejón del 4 de Julio, y que en aquel tiempo formaba parte de la Primera Calle de San Francisco, se verificó un horrible asesinato que, por el lujo de crueldad, la saña con la que se llevó a efecto y las circunstancias que lo rodearon, vino a poner en expectación a la tranquila ciudad de Zacatecas.

Sucedió que el señor Vicente García, dependiente de su hermano D. Antonio García, dueño de una tienda que tenía establecida frente a Catedral, hacía como tres meses que se hallaba en relaciones ilícitas con una señora llamada Luisa Sánchez , mejor conocida como “La Aguja”.

El día 20, a las diez horas y media de la noche, se separó García de la tienda tomando 2 mil pesos en plata y oro que llevó a la casa de Luisa. Ésta mantenía también relaciones amorosas con un individuo llamado Roque Chávez, hijo, y según sus declaraciones, se puso de acuerdo con él para contraerlas con García, convenciéndolo de que no debía privarlas de ellas puesto que Roque no podía darle nada, por ser pobre. Los tres convinieron vivir en la misma casa y tenían pensando separarse de la ciudad.

A la mañana siguiente, García amaneció muerto con siete puñaladas en la cara y en el cuerpo, en el corral de la casa; habiendo sido desplantado, dejando por las paredes de la sala, las huellas de las manos ensangrentadas. El asesino Chávez huyó a la Hacienda del Maguey en donde lo aprehendió el comandante de la policía, el señor Jesús Santacruz, la noche del 22.

Tramitadas las diligencias respectivas por el C. Juez de lo Criminal en turno, el señor Lic. Patricio F. Arellano, se le impuso a la mujer la pena de diez años de prisión, y a Chávez se le condenó a sufrir la pena capital, el 13 de noviembre de aquel año. Éste pidió indulto al Gobierno del Estado, el que le fue negado, entonces interpuso el recurso de amparo, pero cuando se le comunicó el resultado, hacía una hora que había sido pasado por las armas.

Aquella casa donde se perpetró este crimen, nadie la volvió a ocupar, pues el vecindario hizo correr la versión de que a media noche se oían ruidos, voces y quejidos lastimeros en ella.

El C. Gobernador, General Jesús Aréchiga, en una de sus administraciones, queriendo perpetuar la fecha del movimiento de rebelión que hizo el pueblo zacatecano, la noche del 4 de julio de 1876, para impedir la manifiesta imposición de la reelección de presidente de la república, del Señor Sebastián Lerdo de Tejada, mandó abrir este callejón, con aquel nombre, derribándose esta lúgubre casa, que según el dicho de las gentes, estaba asombrosa y asustada.

FUENTE: BOSQUEJO HISTÓRICO DE ZACATECAS, ELÍAS AMADOR

TOMO III, SALVADOR VIDAL

HISTORIA DE ZACATECAS

* Auditor, apasionado de la historia de Zacatecas y de México. Administración de la fanpage

42 recomendaciones
491 views
bookmark icon