Opinión

Hablemos de Seguridad… y algo más | Una óptica de la inseguridad en México

• Bookmarks: 17


…debe ser la tarea política una permanente y responsable acción de planeación, ejecución y evaluación de la organización y funcionamiento de la sociedad política, para que ésta pueda llegar a la consecución de sus fines, los cuales, como en toda sociedad son: la tranquilidad generadora del Estado de Derecho enmarcado por las leyes que proporcionan al ciudadano paz social, trabajo fecundo y creador, riqueza, bienestar general, educación, cultura, superación individual y colectiva, unidad familiar, solidaridad e identidad nacional.

Diego Varela de León*

Aun y cuando en la idea de algunos el acto de gobernar sea sencillo y no tenga ciencia ni arte en sí mismo, sin embargo, lo tiene; en virtud de que la política es una ciencia moral y por tanto su carácter es social, debe ser la tarea política una permanente y responsable acción de planeación, ejecución y evaluación de la organización y funcionamiento de la sociedad política, para que ésta pueda llegar a la consecución de sus fines, los cuales, como en toda sociedad son: la tranquilidad generadora del Estado de Derecho enmarcado por las leyes que proporcionan al ciudadano paz social, trabajo fecundo y creador, riqueza, bienestar general, educación, cultura, superación individual y colectiva, unidad familiar, solidaridad e identidad nacional.

Es así que el esfuerzo permanente en la tarea política debería ser siempre la conjugación de un binomio congruente y con la responsabilidad del verdadero y autentico oficio político; el arte político por medio del cual se deberían buscar las soluciones a los problemas concretos, por medio de los procedimientos que como gobierno deberían emplear para realizar los fines del Estado, representante y administrador institucional de la organización, funcionamiento y consecución de las metas que se fija la sociedad, para conseguir la permanencia de la divisa fundamental del objetivo de la vida.

Y en toda esta compleja maraña de ópticas, formas y visiones lo cierto es que nuestro país vive graves problemas de inseguridad y violencia provocada por la criminalidad galopante que impacta en los más diversos aspectos de la vida nacional. La violencia está presente en todas las regiones de nuestro país, y ha tomado diferentes dimensiones y formas que han permeado irremediablemente en toda la ciudadanía, lo que consecuentemente lleva incluso a debilitar cualquier proyecto de desarrollo nacional, estatal o municipal, y bajo este panorama, con ideas tan simples en las formas y modos de abordarla seguirán siendo escuetos los resultados.

Si bien, es cierto que la responsabilidad de garantizar la seguridad es del Estado mexicano en su conjunto, pero de igual manera se hace necesaria la participación proactiva de la sociedad en su conjunto, es necesario que se generen las condiciones propicias para un pacto político y social de calados amplios, que permita reorientar las instituciones de Seguridad y Justicia para hacer frente a la crisis de violencia que vive nuestro país, es sumamente necesaria la participación del sector académico, organizaciones de la sociedad civil y en general de la ciudadanía, donde ningún actor social se quede fuera de este pacto, es urgente e impostergable emprender el camino de la seguridad, la convivencia y cohesión social mediante el establecimiento integral y progresista en la prevención de las conductas antisociales.

*Libre pensador, amante de la música, la lectura y el deporte.

17 recomendaciones
103 views
bookmark icon