Opinión

Hablemos de seguridad… y algo más | Previniendo la “extorsión”

• Bookmarks: 33


 

Considere que la amenaza e intimidación es la trampa más común que utiliza el extorsionador, haciéndole creer que le puede hacer daño a usted o a algún familiar

Diego Varela de León*

Una vez más, a manera de prevención y con el mismo espíritu de contribuir a la sociedad de la cual formamos parte, firme creyente de que es mejor la prevención que resarcir en estas dinámicas de comunicación en las que estamos inmersos, y que además es casi ineludible prescindir de estas herramientas tecnológicas de comunicación, como lo son los teléfonos y que es por este medio por el que se desarrolla un delito que día con día la delincuencia encuentra nuevas argucias para cometer el ilícito, recordamos que:

¿QUÉ PROVOCA UN ACTO DELICTIVO?

Fundamentalmente, los sistemas obsoletos de protección basados en la confianza y el dicho tradicional “aquí no pasa nada”, pero el hecho es que está pasando, día tras día y no hacemos nada para remediarlo.

¿QUÉ ES LA EXTORSIÓN?

Es un delito que se desarrolla por medio de amenazas y de intimidación a las personas para obtener algún beneficio, el cual normalmente es dinero, o algún bien material.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Se materializa mediante llamadas realizadas por personas que se sitúan en el anonimato, anteponiendo seudónimos predominantemente de superioridad, haciéndose pasar por alguna autoridad con intenciones de querer ayudar a una posible víctima familiar de la receptora del llamado. En algunos otros casos, de manera explícita, como delincuencia organizada y en otros casos, como llamadas de parte de algún familiar.

El delincuente tiene siempre una ventaja: actúa por sorpresa, el éxito de estos radica en que nadie lo espera, y cuando actúa, todo mundo cae en el pánico, inmovilizando cualquier intento de auto-protección.

Entre algunos ejemplos podemos señalar que cuando la víctima les recibe la llamada, le dicen que en las inmediaciones de su domicilio se encuentra un grupo armado y que van a entrar a matar a su familia. En algunos otros casos manifiestan que tienen secuestrado a algún familiar, en otros casos se hacen pasar por algún familiar que se encuentra en alguna dificultad legal o de enfermedad, y en otros casos más hablan manifestando que son de algunas dependencia u organización, donde refieren incluso programas sociales o te piden que acudas a ciertas oficinas de paquetería a recoger o llevar algún paquete; obviamente, las argucias utilizadas por los extorsionadores son tan infinitas como la misma imaginación.

Igualmente, otra de las modalidades utilizadas es que le hablan a una persona y una vez que la tomaron presa psicológicamente, la hacen que se mueva a equis lugar que, comúnmente, son hoteles de paso o no muy concurridos, en algún municipio donde previamente ya tienen a otra víctima que tienen presa de la intimidación, y ya que consiguen este engarce, entonces, pues una de las dos víctimas actúa como miembro de dicha célula delictiva para actuar en contra de la otra víctima, tomándole fotografías, videos y enlazando las llamadas, es decir, triangulándolas con los secuestradores (extorsionadores) y los familiares de las víctimas, y de esta forma conseguir su cometido de obtener el botín que piden a cambio de la víctima.

En muchos de los casos para realizar el engaño hablan de forma agresiva e intimidatoria para lograr su objetivo. En algunos otros hablan a manera de pedir auxilio, y en otros de manera pasiva, tratando de conseguir la compasión. En todos los casos, de lo que se trata es de lograr que tu sistema de emociones se active y se materialicen tus miedos.

Considere que la amenaza e intimidación es la trampa más común que utiliza el extorsionador, haciéndole creer que le puede hacer daño a usted o a algún familiar.

¿QUÉ HACER?

Cuando reciba una llamada telefónica, no se concrete a contestar por inercia, identifique el número de inmediato, y si decidió contestar y tratan de extorsionarlo, no se deje sorprender, actué y tómelo con calma, analice la información, identifique el tono de la voz, los sonidos y, en general, la información que tratan de transmitirle, CUELGUE y localice a sus familiares más cercanos, amén de denunciar este tipo de delitos indeseables.

Tener siempre actualizada nuestra agenda es por demás importante, tener actualizados los números de familiares y amigos cercanos, para verificar que se encuentren bien.

Por lo regular, las llamadas de extorsión son de números de otros estados, o bien, aparecen como privados. Aunque incluso hoy en día, por la facilidad que dan las empresas telefónicas se puede obtener un chip con un número de cualquier espacio de la República Mexicana. De tal suerte que el número del extorsionador puede ser local, por lo que se recomienda tener, tanto en los teléfonos fijos y móviles, el identificador de llamadas, de tal suerte que siempre será mejor prevenir que resarcir.

*Amante de la lectura, la música, y el deporte.

*Las opiniones plasmadas en las colaboraciones son responsabilidad de cada autor, así como su estilo de escritura. Ecodiario Zacatecas sólo es una plataforma digital para darlas a conocer a sus lectores.

33 recomendaciones
27 views
bookmark icon