Opinión

Hablemos de seguridad… y algo más | Nuestra cruda realidad

• Bookmarks: 13


“mientras no aceptemos que la estamos padeciendo y que tenemos que someternos a un tratamiento especial, esa realidad la seguiremos ocultando y no podremos avanzar y lograr esa tan anhelada paz y clima de seguridad que día a día se muestra con fauces feroces, de violencia que lacera a todas y todos por igual en todas las regiones de nuestro país”.

Diego Varela de León*

En nuestra cruda realidad queda de manifiesto que aun y cuando en los números se trate de ocultar o mostrar otras cifras, sean de las instituciones gubernamentales o de las organizaciones de la sociedad civil éstas no eclipsan nuestra contexto, lo que se traduce, como en toda enfermedad crónica, cuando se ha descubierto, mientras no aceptemos que la estamos padeciendo y que tenemos que someternos a un tratamiento especial, esa realidad la seguiremos ocultando y no podremos avanzar y lograr esa tan anhelada paz y clima de seguridad que día a día se muestra con fauces feroces, de violencia que lacera a todas y todos por igual en todas las regiones de nuestro país.

Y es en esta triste realidad que muchos de los acontecimientos ya los vemos sin el asombro, no porque el hecho noticioso pudiera resaltar dicho acontecer, sino por el hecho de la deshumanización que estamos presentando como seres humanos ante los hechos que lastiman a nuestros congéneres, hechos lamentables que sólo por citar un par de ejemplos de hace unos días, y para no hacer tanta historia que bien nos daría para escribir varios libros de cientos de hojas, mencionaremos el descubrimiento de una fosa con más de trecientos cuerpos, localizada en el estado de Veracruz; asimismo, que en el incremento del número total de los que diariamente mueren en el país por motivos de la inseguridad que nos priva, lamentablemente sean jóvenes; por otro lado el incremento lamentable de los feminicidios y violencia contra nuestras mujeres que una y otra vez se manifiestan exigiendo justicia sin resultados, y en esas marchas algunos tratan de ver más el hecho de algunas pintas y destrozos como actos de primera línea en vez de destacar el acto en sí de la exigencia, y que tal vez las manifestantes no las hicieron, sino gente que fue infiltrada vaya usted a saber por quién, porque el para qué esta implícito en el desvirtuar la exigencia y el movimiento.

Y las respuestas por parte del gobierno en las nuevas estrategias, paradigmas o como le quieran llamar en contra de esta lucha frente a la inseguridad, están en un proceso que se percibe lento, pero que esperamos y tenemos confianza que dará buenos resultados y que estamos ciertos que es responsabilidad de la propia autoridad, pero igualmente lo hemos consignado una y otra vez, no sólo es tarea de las autoridades, sino de toda la sociedad en su conjunto, el asunto es y debe ser de todas y de todos los ciudadanos desde cada una de nuestras trincheras, y es menester que todos pongamos un granito de arena en esta obra y poder lograr la seguridad y esa paz tan anhelada que todos necesitamos para poder vivir con tranquilidad y sosiego.

*Libre pensador, amante de la música, la lectura y el deporte.

13 recomendaciones
72 views
bookmark icon