Opinión

Hablemos de seguridad… y algo más | El camino de la seguridad (prevención)

• Bookmarks: 17


Diego Varela de León*

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”, canción que nos regala el maestro Joan Manuel Serrat, que en su letra reza que nosotros mismos debemos trazar nuestro propio camino; en este sentido, y remitiéndonos a una equivalencia en torno a dicha canción en el tema de la seguridad, habremos de decir que el conflicto siempre ha estado presente en el devenir del ser humano desde tiempos remotos y por ello desde las primeras civilizaciones se implementaron distintas formas de solucionar dichos problemas atendiendo a las partes involucradas, de tal suerte que conforme las sociedades han evolucionado se fueron creando leyes con la finalidad de regular el comportamiento de los seres humanos, que de una u otra forma mantuviera a cada parte dentro de los limites justos de sus derechos y obligaciones.

En este sentido, hablando de dicha evolución en nuestro país, en lo que podremos decir fue de trascendencia y da inicio a una nueva etapa que se avizoró hace ya 24 años, como una nueva concepción que tendría que darse en torno al tema de la seguridad pública, impartición de justicia y reinserción, inicia con las reformas de 1994, seguidas de las de 2008, 2012 y 2019, que se dan en torno a este tema tan importante y que sin lugar dudas ha existido la intención de avanzar, aunque dicho avance se ha dado con pasos muy cortos y a un ritmo muy lento, pues en incontables ocasiones la seguridad se ha visto rebasada por el flagelo lacerante de la inseguridad que se ha establecido en muchas demarcaciones de nuestra patria como inquilino que sólo trae desolación y retroceso.

Y aun y con todas las reformas al marco jurídico, bien valdría la pena preguntarnos qué estamos haciendo nosotros como ciudadanos, que inevitablemente somos parte de este conglomerado social en donde vivimos y nos desarrollamos; cuál es la parte del papel, además de cumplir dicho marco jurídico, que tendremos que poner para contribuir en ese camino de la seguridad y la paz que todos deseamos por el bien de nuestras familias; y sin lugar a dudas e indiscutiblemente tendremos que privilegiar aún más la prevención mediante la implementación de diversos mecanismos que nos puedan dar resultados más favorables y por ende nos lleven a una restauración de esa seguridad tan anhelada por todos, siendo coadyuvantes en nuestros propios entornos en el fomento de la prevención y que autoridades y ciudadanía toquemos esta melodía al unísono y hagamos camino al andar.

*Libre pensador, amante de la música, la lectura y el deporte.

17 recomendaciones
100 views
bookmark icon