Opinión

Hablemos de Historia | La Batalla de Zacatecas

• Bookmarks: 27


A 105 años de una de las batallas más sangrientas de la Revolución Mexicana…

Adrián Fernández Chávez*

A 105 años de la famosa Batalla de Zacatecas, el 23 de junio de 1914, al disparo de un cañón empezaría la batalla, por la parte que defendían la plaza la guarnición, constaba de 12 mil federales, colocados en diferentes puntos de la ciudad, como los cerros del Grillo y del Padre, de la Sierpe, de Las Bolsas, de Loreto, La Bufa y La estación entre otros. La gran responsabilidad de defender esta importante plaza recaía en los generales Luis Medina Barrón, en aquel entonces gobernador de Zacatecas, así como Antonio G. Olea y Benjamín Argumedo, este último acérrimo enemigo del Centauro del Norte, Francisco Villa.

Del lado de los revolucionarios se encontraban sus principales generales: Francisco Villa, Felipe Ángeles, Pánfilo Natera, Tomás Urbina, Calixto Contreras y Raúl Madero, entre otros, así como cerca de 22 mil revolucionarios listos para la lucha.

En pnto de las 10 de la mañana comenzó aquél encarnizado combate, al disparo de un cañón, las la lluvia de balas acertaban a hombres que caían heridos o  muertos algunos levantados de la leva, otros por una lucha justa, derramaban la sangre para derrocar al usurpador Victoriano Huerta.

Las primeras posiciones en caer fueron la de la Sierpe y Loreto. Más tarde, el cerro del Grillo,  que levantó la moral de la División del Norte. Enseguida cayó el cerro de La Bufa, la guarnición parecía estar derrotada, cuando alrededor de las 5:30 de la tarde se escuchó una gran explosión en la ciudad, se levantó una gran humareda, y fue el Palacio Federal que fue destruido las causas aun desconocidas, algunos historiadores comentan que los mismos federales lo volaron, otros que se encontraban municiones y pólvora dentro de este palacio y que una chispa o bala revolucionaria lo ocasionó.

Al ver la derrota definitiva, los federales corren en total desorden rumbo a Guadalupe, ya estaban rodeados, su última escapatoria era salir por la calle Juan Alonso (actualmente avenida López Velarde) no sabían que los esperaban los generales, Pánfilo Natera, Santos Bañuelos y Tomás Domínguez, los 7 kilómetros de Zacatecas a Guadalupe se vieron tapizados de cadáveres; algunos parecían estar dormidos, otros con el tiro de gracia y algunos con el horror de que esos serían los últimos minutos de su vida. De los 5 mil federales que huyeron, solo pudieron sobrevivir cerca de 300 hombres.

Al final de la batalla mil 200 revolucionarios quedaron muertos, aproximadamente 9 mil bajas de los federales, de los cuales 6 mil fueron aniquilados y otros 3 mil heridos el resto hechos prisioneros.

*Licenciado en Contaduría, apasionado de la historia y tiene gusto por la natación.

27 recomendaciones
243 views
bookmark icon