Opinión

Hablemos de Historia | Felipe Ángeles

• Bookmarks: 19


Hidalgo 13 d junio de 1868 Chihuahua 26 de noviembre de 1919 Brillante artillero, pieza clave en la toma de Zacatecas.

Adrián Fernández*

Felipe Ángeles estuvo a punto de ser ejecutado por órdenes de Victoriano Huerta, junto con Francisco I. Madero y Pino Suárez, en febrero de 1913.

Se le formó consejo de guerra por haberse sumado a las fuerzas de Pancho Villa que todavía operaban en el norte.

El Consejo estuvo integrado por los generales Gabriel Gavira Castro, Miguel M. Acosta Guajardo, Fernando Peraldí Carranza y José Gonzalo Escobar.

En su defensa ante el tribunal, Ángeles persistió en declararse partidario y amigo de Francisco I. Madero.

Años más tarde, el mismo general Gavira anotaba en sus memorias que, cuando el golpe de febrero de 1913, mientras todos los altos mandos federales conspiraban contra el presidente Madero, el general Ángeles se había mantenido leal a éste y había sido «el único que cañoneaba efectivamente La Ciudadela, desde la calzada de la Reforma».

Fue sentenciado a la pena capital, a pesar del clamor de la concurrencia que en la sesión pidió su perdón.

Murió fusilado en Chihuahua el 26 de noviembre de 1919.

Como testamento político dijo durante su juicio: «Mi muerte hará más bien a la causa democrática que todas las gestiones de mi vida. La sangre de los mártires fecundiza las buenas causas».

El 15 de noviembre de 1941, al cumplirse el 22 aniversario de su muerte, fue nombrado en su tierra natal «Hijo del Estado de Hidalgo».

Se recuerda su frase más célebre «Por qué temerle a la muerte, si no le temo a la vida».
Fotos del dominio público

* Licenciado en Contaduría, amante de la historia y apasionado del futbol. Administrador de la fanpage Historia de Zacatecas

19 recomendaciones
73 views
bookmark icon