Opinión

Hablemos de historia | Breve reseña histórica del Cine Rex

• Bookmarks: 16


Cómo no recordar a una persona que, gracias a su dedicación y esmero al trabajo, se hizo popular en nuestra ciudad capital, me refiero a don Rufino Solís, quien se autonombró Rufis Taylor…

Adrián Fernández Chávez*

Corría el año de 1962, era un 26 de enero cuando la primera película proyectada en esta sala fue el éxito del momento llamada La mujer que yo adoro, cuyo actor protagónico es el galán Elvis Presley. El invitado especial para la inauguración de esta sala fue el gobernador del estado, Francisco García, hijo del señor Úrsulo García, quien inaugurara el cine Ilusión en 1939, siendo presidente municipal de Zacatecas.

Fue pues el cine Rex (del latín rey) una excelente novedad en cuestión de comodidad y lujo, puesto que sus butacas eran confortables y acojinadas (en total contraste que las del Ilusión, que eran incómodas y de madera), sus pasillos tenían decorativas alfombras y la sala se componía de una sola localidad.

Un dato significativo fue el hecho que la empresa Circuito Montes (que también administraba al cine Ilusión) se vio obligada a rebajar hasta en un 50 por ciento el costo de entrada, y con respectiva credencial a los estudiantes de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Zacatecas, hoy Benemérita, excepto los domingos y los días festivos.

Es interesante recordar que, en esta sala, única y exclusivamente se proyectaban películas de corte extranjero (claro que subtituladas y algunas dobladas al español), cintas producidas en Estados Unidos, Italia, Francia e Inglaterra, protagonizadas por los actores y actrices del momento.

Cómo no recordar a una persona que, gracias a su dedicación y esmero en el trabajo, se hizo popular en nuestra ciudad capital, me refiero a don Rufino Solís, quien se autonombró Rufis Taylor (adoptando el apellido de la actriz norteamericana Liz Taylor) quien era, como es de todos conocido, el encargado de recibir los boletos en el acceso de la sala y, por las mañanas, se dedicaba al perifoneo de las funciones y tiendas comerciales, así como de eventos deportivos y de todo lo que se quisiera anunciar.

Otro personaje que colaboró muchos años en esa sala era la señora Robles, quien era la encargada de taquilla y muchas personas importantes que laboraron ahí.

Como punto final, me da tristeza recordar que su cierre definitivo lo fue en 1993.

*Licenciado en Contaduría, apasionado de la historia y tiene gusto por la natación.

16 recomendaciones
225 views
bookmark icon