Opinión

Elige bien, vive bien | Creencias para destruir. Creer para crear

• Bookmarks: 11


“Esas creencias lo único que están haciendo contigo es que vivas una vida sin elección, sin conciencia de ti mismo y quizá alejada de lo que realmente quieres”.

Haydee Paola Álvarez Ruiz*

A lo largo de nuestra vida construimos creencias, y las creencias crean y hacen de nuestra vida y de nosotros una realidad. ¿Te has puesto a pensar con cuántas creencias vives a partir del contexto en el que creciste, o cuántas creencias viven en ti a partir de la gente con la que creciste y/o tienes como guía en tu vida?

Imagínate que de niño tus papás te dijeron cosas como que eras inquieto, desordenado o, en el mejor de los casos, cosas como que eras un campeón o el mejor. Definitivamente existen dentro de esas creencias algunas que creemos que son positivas y otras que no lo son tanto, y cada una de ellas se traduce en hábitos que ya tienes tan arraigados que actúas bajo ellas de forma automática, y puede ser que si profundizas un poco te darás cuenta que la mayoría de esas creencias proviene de gente relevante en tu vida.

Ahora piensa que cada una de esas creencias ha moldeado tu conducta y la forma en que te desenvuelves en la vida; imagínate la responsabilidad con la que vive una persona a la que le dices “eres el mejor” (¿qué crees que pasa cuando se da cuenta de que en realidad no lo es?).

Esas creencias lo único que están haciendo contigo es que vivas una vida sin elección, sin conciencia de ti mismo y quizá alejada de lo que realmente quieres. Yo, por ejemplo, siempre quise hacerme un tatuaje, pero en casa no estaban de acuerdo con ello; posteriormente, cuando tuve edad y economía para hacerlo, había una nueva creencia en mí: ya estaba muy grande para tatuarme. Mi punto es que no estaba haciendo algo que yo quería por creencias ajenas a mí. ¿Pero qué sucede cuando sí hacemos alguna acción por estas mismas creencias? Un ejemplo típico de esto es estudiar la “carrera del futuro” o la que te hará tener “una vida próspera económicamente”, lo cual nos lleva a que haya muchos profesionistas que cumplen una función para generar dinero y no disfrutan lo que hacen, o bien, se van por otra ruta que no es propia de su carrera.

¿Cuál es la diferencia entre CREENCIAS y CREER? Las creencias vienen de algo implantado en ti, de tu contexto, de tus sistemas e incluso de ti mismo a partir de diversas experiencias. Al trasladarlo a CREER, construyes un mundo de posibilidades en el que tienes la oportunidad de CREAR las cosas que quieres y puedes lograr. CREER es buscar alternativas y/o posibilidades para construir el camino hacia objetivos, metas y sueños que, al ser consciente de esas creencias puedes incluso descubrir.

Las creencias pueden destruir tu autonomía, tu autenticidad; mientras que creer te da la posibilidad de tener una página en blanco para empezar a crearTE y la vida que eliges a partir de la conciencia y la convicción de que el único que construye cada día de tu vida, hoy y hacia adelante, eres tú mismo.

Te invito a que hagas un ejercicio:

  1. Divide una hoja en dos partes; del lado izquierdo escribe CREENCIA y del lado derecho escribe CREER.
  2. Haz una lista de las creencias que detectas que tienes a partir de la gente que tuvo injerencia a lo largo de tu vida y de los contextos (colócalas de lado izquierdo).
  3. Elige de esas creencias cuáles han impedido que logres o hagas cosas que deseas y por las que te has detenido (subráyalas con un marcatextos).
  4. Por último, ELIGE en qué debes creer para empezar a crear el camino hacia el cumplimiento de esos sueños y eliminar esta creencia (coloca del lado derecho, a la misma altura de la creencia limitante, aquello en lo que debes CREER PARA CREAR).
  5. Te recomiendo que hagas esto último cada vez que descubras una creencia nueva.

Elige CREER para CREAR. Elige bien, vive bien.

*Coach ontológico, ejecutivo y personal.

Conferencista, creadora de talleres y buscadora de la conciencia y transformación humana.

@livevolution.com.mx

11 recomendaciones
108 views
bookmark icon