Opinión

Bang! | Cretinos

• Bookmarks: 12


Está muy de la chingada que cosas tan banales como el pleito entre Alfredo Adame y Carlos Trejo haya unido más gente, mientras que expresiones en buen plan, muchas veces a favor de crear conciencia para tener una mejor sociedad, solo generan odio y divisiones.

Fernando Quijas*

Y es que los caminos de la web son misteriosos. La función de las redes sociales se ha degradado hasta convertirse en un campo de batalla en la que cualquier opinión puede provocar pleitos intensos que llegan a ser cansados y aburridos.

Ahora es imposible expresar tu preocupación sobre un asunto tan lamentable para TODO el planeta como lo es el incendio en el Amazonas porque no faltará el chango que te mande a apagarlo.

No puede uno criticar los daños en los monumentos tras la marcha feminista en la Ciudad de México porque entonces ya no lo bajan a uno de machista insensible ante la violencia que padecen las mujeres en nuestro enfermo país, cuando has apoyado a la causa de la mujer más allá de un monitor.

Querer hablar de música te llevará en cualquier momento a que algún metalero, rapero o hipster te diga “poser”. Es más, hasta lamentarte de la muerte del gran Celso Piña hará que llegue algún mamón para recriminarte el que te guste la cumbia del Rebelde del Acordeón.

Pero aquí lo lamentable no es la intromisión de otros en las opiniones que puedas tener o no, sino la forma en la que se hacen estas críticas, desde una pretendida, y hasta violenta, superioridad moral o intelectual que hace creer al otro que tiene todo el derecho de joder sin argumento y no más porque le da la gana, creyendo necesario que todo mundo piense o sea igual que él.

Ver tan seguido expresiones como “que se mueran pinches jotos”, cuando se habla del matrimonio igualitario o “Pinches viejas para qué abren las patas”, en notas sobre el aborto, no solo es algo triste, sino también preocupante al ser ideas que cotidianamente topas en las redes.

Si bien mucha gente defiende estas posturas con un simple “Es Facebook, no te claves” es porque no está tomando en serio que esto puede ser un síntoma de lo mal que está el pensamiento actual del mexicano ante esa falta de empatía y la necesidad enfermiza de creerse superior a otros, además de la difusión que se hace de éste a través de una red que llega a millones de personas. Eso sí da miedo.

Y no es que me ponga en un papel delicado o políticamente correcto, porque para ser honesto, no lo soy y eso representaría una fuerte incongruencia en mi forma de ser; sin embargo, estoy consciente de los límites que tengo para no herir a nadie, porque puedo discernir bien entre opinar o hacer una broma, a ser un completo cretino.

*Un completo cretino.

12 recomendaciones
79 views
bookmark icon