Opinión

Andar las vías… | Personas que inspiran

• Bookmarks: 17


Algo importante también es la actitud, el hábito al dinamismo, al entusiasmo; ese que te lleva siempre a la carga, a alinear probabilidades con fe de administrador extensivo.

Luna Morena*

Pocas veces apreciamos la diligencia de personas cualquiera que sea su actividad, y con frecuencia hasta somos despectivos con ellas, y casi siempre les llamamos según a lo que se dedique, o a lo que esté vendiendo; cuando lo que debemos hacer es manifestarles un gran respeto con vía de admiración, luego vistos como un gran ejemplo, porque muchas veces de esa manera han surgido buenos empresarios, y grandes generadores de empleos.

Sabemos que cualquier negocio tendrá sus altas y bajas, pero cuando se tiene una entera seguridad en que la propuesta hacia la sociedad, contiene calidad notable, fabricación y  accesibilidad para atraer su interés, nada detendrá a ningún emprendedor cualquiera que sea su edad,  condición y enseñanza.

Algo importante también es la actitud, el hábito al dinamismo, al entusiasmo; ese que te lleva siempre a la carga, a alinear probabilidades con fe de administrador extensivo.

Con esto intento describir a un grupo de jóvenes que cualquiera les hubiera dicho muchos imposibles, y tal vez los hubieran hecho desistir, echando al olvido la genialidad que ahora son; gracias al apoyo de sus papás que valoraron su entusiasmo y ese deseo convincente a verse realizados.

Como en todo comercio, el crecimiento nunca ha sido pronto, pero esto nunca los ha detenido, con esto demuestran que: querer es poder.

Nunca olvidan el día, cuando los primeros dos trapeadores que hicieron estos jóvenes con Síndrome de Down fueron vendidos; porque de esta manera empezó la recomendación. Meses después fueron cuatro, seis, 30, 200… y más. Siendo necesario que otros muchachos con igual limitante (que no es ninguna) se unieran para aprender, luego crear, después paso a paso ver el esparcimiento de su inventiva, con el respectivo amparo para todos.

Así estos personajes emprendedores de varias poblaciones, entre ellas Zacatecas y Aguascalientes materializan día con día su proyecto. No saben si nació como  juego, o fue planeado. Lo cierto es que si esto les llegó a su vida como descubriendo tan valiosa jugada, supieron desempeñarla bien. Y es que las buenas oportunidades son para pocos predestinados, porque son los que las toman, además las hacen valer con el metodismo suficiente para estos tiempos de tecnologías grandes.

Nunca nos hemos dado cuenta si el trapeador que compramos fue hecho por estos trabajadores, y si hemos llevado a nuestra casa su admirable creatividad, empeño y consagración; pero si por suerte lo hemos adquirido, de esta forma va nuestra ayuda a esa vía que merece  continuidad, que vale su permanencia. Demos no solo un aplauso para ellos, sino buenos marcos, porque nos demuestran que personas con todas sus facultades para una vida sin apuro, son los que con frecuencia vemos pidiendo caridad, mientras que los que carecen da algún sentido para sorpresa nuestra; nos demuestran un deseo grande de ser autosuficientes, de hacer muchas y mejores obras. Comprobado también con tanto exitoso deportista, viviendo su actividad con entusiasmo y confianza.

*Escritora, poeta y promotora y difusora de la cultura. Soy tres escuches de monerías y casi un montón de cosas.

17 recomendaciones
131 views
bookmark icon