Opinión

Andar las vías… | Modernidad para bien

• Bookmarks: 19


Mientras aguardaban su momento, aparecía la amena conversación con personas que en su vida nunca habían visto, pero que a veces resultaban parientes, familiares, o surgían las grandes amistades o los enamoramientos.

Luna Morena*

Aquellos tiempos nunca los cubrirá el olvido…tenían su mérito, uso, valor. Era lo que había; para la gente todo un lujo, comodidad, e importancia. No existía mayor problema que las cartas se tardaran días, semanas en llegar al domicilio escrito, tampoco la llamada solicitada por algún familiar a dónde éste estuviera viviendo, menos esperar  turno en las casetas telefónicas de la ciudad más cercana al lugar donde vivieran, esto era así.

Mientras aguardaban su momento, aparecía la amena conversación con personas que en su vida nunca habían visto, pero que a veces resultaban parientes, familiares, o surgían las grandes amistades o los enamoramientos. Era lo que había y se usaba como fuera requerido, además de servir a todos en aquellos tiempos.

Nunca imaginamos semejantes cambios tan enteros que llegaran rebasando habilidades, eso  que para nosotros era nuestra elegancia, y que ahora ha sido arrinconada o basura, como si nunca nos hubiera sido útil.

Es verdad que ahora los medios de comunicación valen y sirven según el uso que les demos nosotros. Tales comodidades son a todas luces, con ellas podemos desde cualquier sitio hacer compras, pedir información, buscar empleo, estudiar en línea, encontrar domicilios, negocios, compartir tareas, comunicarte a distancia y rápido, hacer video llamadas, escuchar la música de tu gusto, ver la cartelera cinematográfica, preguntar precios y un vasto etcétera de beneficios que con esta modernidad restan tiempos.

Pareciera que nos tiene medidos, puesto que nos acomoda todas las facilidades requeridas, a nuestra altura y economía.

Demos el uso debido a esta fortuna, se trata de aprender para servirnos, esto mejorará nuestro aprendizaje que es el que debe imperar entre familias y sociedad, nunca lo negativo que viene revuelto, y que tal vez es donde muchos se detienen hasta develarse, haciéndolo su entretención, su mejor manera de divertirse a la misma hora, y sobre la aplicación donde se reparte.

Que nuestro enfoque sea enriquecernos con información buena, para eso llegaron estas modernidades. Seguro faltan más, pero que no nos encuentren incultos  para que nunca nos dominen, que no nos conformen con distracciones planas, si aspiramos a más profundidad, tampoco con cosas primarias, ni comunes esas que son  fáciles de digerir, cuando hemos pasado de ahí. No permitamos ese cuidado, ese seguimiento, porque seremos su mejor y única diversión.

*Escritora, poeta y promotora y difusora de la cultura. Soy tres escuches de monerías y casi un montón de cosas.

19 recomendaciones
83 views
bookmark icon