Destacados

Andar las vías | Los muertos bien muertos no van al cielo, se acomodan sobre los vivos

• Bookmarks: 29


“A quienes se nos ha ‘subido el muerto’, por un tiempo no sincronizado, el dormir se convierte en nuestro coco”…

Luna Morena*

Cuando nos vamos acercando a los días de festejar a los difuntos, a veces nos llegan los sustos en el momento menos esperado, superando nuestra imaginación, y la valentía que con fanfarronadas comunicamos. No es igual hacer suposiciones acerca de este tema, mientras echamos a volar nuestra arrogante imaginación; que si se me aparece un fantasma, a ver de a cómo nos toca, que si me agarra la mano pachona la dejo sin dedos, que si la novia de San Blas, La Llorona, u otro espíritu se atrevieran a sombrearme en frío, con un sonar de dedos segurito los hago polvo.

Pero esa verborrea se vuelve nada, cuando sin aviso somos atrapados por una sofocación de pánico, en la cual por más esfuerzos que hagamos para salir de ahí, ni un dedo logramos liberar; lo único que logramos, es que nuestra desesperación, miedo, y ansiedad; se intensifiquen más. Pero no es lo único que se siente cuando pasamos por ese terrorífico acontecimiento; también podemos tener alucinaciones, como la de creer que vemos y escuchamos personajes tenebrosos, desde su modo de hablar, hasta su manera de hacerse presentes con su bárbara intención.

Es cuando empieza la lucha entre ese espíritu muerto, con el vivo despierto del cerebro, pero adormecido del cuerpo; desencadenando un escape involuntario de la realidad, nada saludable para quienes alguna vez la hemos experimentado. No gritamos porque estamos siendo ahogados por ese “algo”, que tampoco podemos ver, pero que tiene bajo control nuestro cuerpo físico.

Dicen los que saben, y si no saben lo inventan, que esta experimentación sucede poquito antes de querer despertarnos. De esas veces que uno se queda medio adormilado y como queriendo abrir los ojos pero algo nos lo impide. Otros sabiondos me han dicho que esta pesadilla con duración de uno a 10 minutos, ocurre cuando nos vamos a la cama después de haber comido mucho, y nos quedamos dormidos boca arriba. Por otras hipótesis que andan al aire, se asegura que esto lo sufrimos cuando tenemos estrés postraumático, o una incomodidad al dormir; que también se produce por la cafeína, el alcohol, las drogas; pero no especifican cuáles drogas, si las monetarias donde el abonero nos anda persiguiendo, o esas hierbas que revuelven el juicio y la razón. Si fueran cualquiera de estas dos, nadie dudaríamos que esto nos trajera ese mal agüero.

A este pequeño momento (para mí un siglo), de somnolencia incómoda, se le conoce como movimientos oculares rápidos, o experiencia disociativa (personalidad múltiple, o estados de personalidad diferente al interior de una misma persona). Quienes se van al extremo, dicha experiencia la toman como una posesión maligna, por ocurrir con mayor frecuencia cerca del Día de los Fieles Difuntos. Para evitar que los espíritus quieran adueñarse de cualquier estructura humana, es fundamental permanecer a la defensiva el tiempo que sea necesario, hasta expulsar tan dañosa energía, y con ello evitar perecer, o quedar para siempre con esa espantosa y desconocida carga. A quienes se nos “ha subido el muerto”, por un tiempo no sincronizado el dormir se convierte en nuestro coco; por lo que las noches las pasamos en vela, asechando cualquier ruido que el silencio de la oscuridad nos traiga, llevándonos hasta la oración, suplicando la escucha, y el amparo de Dios, porque en este y otros horrores es necesaria esa infinita protección, por el poder que tiene. Que nunca “se te suba el muerto”, porque es una asquerosidad.

*Escritora, poeta y promotora y difusora de la cultura. Soy tres estuches de monerías y casi un montón de cosas.

Síguela en Youtube: Antologías ferrocarrileras

En Facebook, como Luna Morena Lecturas que Contagian

y en lunamorena.com.mx

**Las opiniones plasmadas en las colaboraciones son responsabilidad de cada autor, así como su estilo de escritura. Ecodiario Zacatecas sólo es una plataforma digital para darlas a conocer a sus lectores.

29 recomendaciones
46 views
bookmark icon