Opinión

Andar las vías… | Ellas para siempre

• Bookmarks: 10


Donde podía, sin nada de premura acomodaba su imaginación sobre aquellas hojas sin fin, pero llenas de esperanza y con un considerable lujo…

Luna Morena*

El mes de marzo tiene su día de gracia y se viste de letras rosas, con recuerdos de distintos tintes buscando su destierro. Aquélla humildad era advenediza entre pensadores, que venían de altas escolaridades. De ninguna manera se pudo integrar en tal prestancia, porque además de oler a campesina, apenas sabía leer. Decidió marchar al lado contrario bajo el amparo que nadie puede derrotar llena de  ilusiones, plumas, cuadernos, letras, entendimiento, y valores.

Donde podía  sin nada de premura acomodaba su imaginación sobre aquéllas hojas sin fin, pero llenas de esperanza y con un considerable lujo; ese que solo llega cuando existe el don que enriquece lo que se hace sin grandes burbujas; que se presenta para ser guía de la verdad, nunca perdiendo el tiempo puesto que aparece mostrando prestigio, orden, y  confianza.

La justicia aparece cuando no hay más remedio, abriendo veredas con acierto infinito, dejando claro ese fervor sin más armas que su gracia al relatar, además de una disposición sin precio ni  indicaciones, porque así es su naturaleza; siempre trabajando en lo suyo sin pensar en nada, ni en nadie, solo para lo que fue vestida.

Se llama mujer, de esas que nada ni nadie detiene lo que quieren, porque amalgaman al pasar: hidalguía, consistencia, e intensidad,  además de un sin número de habilidades; demostrándolo en cada oportunidad que la vida les acomoda, dejando clara su veneración, singularidad, y todo el convenio universal que las hace favoritas del creador, porque sueñan con el corazón, producen con enternecimiento, sin importar en qué;  itinerarios, ni circunstancias.

Hoy lleva tal ocupación a su añorado  territorio, ese que mucho tiempo le negó servicio y continuidad, remachando todo lo que ella pudiera desobtruir, más su vía urgente.

Tiempo después justo cuando fue festejada por distinguidas personalidades, supo el porqué de aquélla  indiferencia, que ahora, ni nunca merece argumentos. Aprendió a sacudirse desaires, bagatelas y oscurantismos.

Mas ahora con celebridades que distinguen su andar, en ese mundo escaso de lectura, nunca negado para sus letras puesto que con sus creaciones sabe llegar a tal escepticismo.

Hace poco en Miguel Auza conocieron sus Antologías, Piel sobre Piel, En las Manos de Dios, El último te Amo; todas recomendables por su donosura, autenticidad, e ingenio; siendo distinguida por el distinguido presidente municipal Dr. Alfredo González; maestra Soledad González, secretaria del Ayuntamiento; director del instituto para la Cultura, Ernesto Perales, y el regidor de Cultura, José Alonso Lerma.

Siempre agradecida…

10 recomendaciones
138 views
bookmark icon