Opinión

Andar las vías… | El periódico impreso

• Bookmarks: 19


Una familia de domicilio conocido, tal vez la más acaudalada, tenía un radio viejo funcionando con baterías, el medio de comunicación a todo lujo…

Luna Morena*

Aunque los años pasen y este mundo se llene de cosas que nunca imaginamos, en nuestra memoria permanece lo que vivimos, lo que tuvimos en nuestra infancia. ¿Que éramos pobres? Teníamos lo que en aquél tiempo había. Algún petate para dormir, una pelota sin aire, ropa con remiendos heredada  por el  hermano mayor,  igual que los zapatos que  pudieran aprovecharse.

Una familia de domicilio conocido, tal vez la más acaudalada, tenía un radio viejo funcionando con baterías, el medio de comunicación a todo lujo.  Recuerdo que todas las tardes, como a eso de las 6, los vecinos se reunían a escuchar Chucho, El Roto, Kalimán y uno que otro comercial o aviso de quienes tenían familiares lejanos.

Las cartas llegaban con dos o tres meses después de haber sido enviadas, llenando de felicidad a quienes las recibían. Y qué decir de medios escritos, como periódicos, revistas; nunca los conocieron, luego no había dinero para comprarlos.

Estos medios  en las ciudades llegaron pisando fuerte, echándose a la bolsa a quienes procuraban esta  lectura, por enterarse de sucesos para ellos atractivos.  También favoreció a los comerciantes que quisieran poner su propaganda, así darse a conocer por una mayor extensión y mejores ganancias.

Considerado también por quienes necesitaban personal de trabajo, este conducto llegó con un apartado para tal servicio. A pesar de tanta modernidad, el periódico impreso se niega a desaparecer y mientras exista quien lo procure seguirá reinante, eso sí, nunca al parejo de la modernidad digital donde la noticia se informa justo cuando y donde sucede.

Valoramos el presente con toda su facilidad  de comunicación, podemos leer en corto tiempo sucesos de todos colores y grados; pero hay quienes todavía disfrutamos leyendo un periódico impreso, una revista, un libro, con su emisión aromática de papel,  letras sin teclas, botones o flechas que indiquen  retroceso o  avance.

Comenta un periodista con más de 30 años de colaboración, que pronto el periódico y todo lo impreso llegará a su fin, porque ha sido superado por lo digitado, pero nunca será mejor que disfrutar la lectura en papel donde mejor te acomode: bajo  la sombra de un árbol, sobre un medio de transporte, un café, o mientras esperas…  puesto que no todos contamos con un medio electrónico para buscar qué leer, y a veces se nos dificulta encontrar su funcionamiento. Un periódico, libro, revista  en nuestras manos se ven mejor, y mucho más cuando los leemos.  Como dijera quien diría: “En gustos se rompen géneros”.  Lo digital e impreso son cuestiones de enfoque.

*Escritora, poeta y promotora y difusora de la cultura. Soy tres estuches de monerías y casi un montón de cosas.

19 recomendaciones
75 views
bookmark icon