Opinión

Andar las vías… | De mujer a mujer

• Bookmarks: 8


Ayuda mucho estar convencido a proponerse sobresalir, de esta forma se logra la diferencia que quieres, siempre que esta te lleve al positivismo, a mantenerte mejor.

Luna Morena*

Existir es conquista de todos los días. Eso nos queda claro a quienes nacimos sobre una aridez sin lujos, sin comodidades, sin cambios; pero a pesar de todo asidos a la existencia. Ninguna situación a nadie le impide soñar, ni a nadie detiene cuando te impulsa el corazón y el deseo de querer.

Ayuda mucho estar convencido a proponerse sobresalir, de esta forma se logra la diferencia que quieres, siempre que esta te lleve al positivismo, a mantenerte mejor.

Hacer para ser no es difícil cuando vas en el rumbo que pretendes, porque tu seguridad te hace resistente a cuanta interposición aparezca sobre el camino, más cuando sabes lo que tienes, lo que vales, lo que buscas y lo que quieres alcanzar. Vale estar convencido primero tú, para que puedas  persuadir a quienes te van conociendo, así los traes a tu confianza, a tu habilidad.

Hago esta introducción porque en mi andar las vías, he encontrado personajes que mueven mi atención, luego me impresionan sus hechos, y termino  admirando y reverenciando toda muestra de talentos naturales, que a pesar de los pesares, y los pesados van siendo reconocidos; no con la rapidez que quisieran, pero están ahí, sin dejar su esencia, confiando en que llegarán a las mieles de su memoria.

Es el caso de la bella Marla Nájera Rueda y su diáfana voz. Desde la primer nota hasta todas sus canciones, permaneces escuchando esa diferencia. Un deleite es oírla abanderar el coro de la iglesia, serenatas, cumpleaños, aniversarios, fiestas, algún bar en familia. Tal vez ni ella sabe ese don infinito con que nació, pero quiere andar más allá  de su querido Municipio (lo dice) Miguel Auza Zacatecas, cuna de un orden que se respeta por la veracidad regia y compañera.

Hoy comparto mi experiencia cuando escuché al estilo de Marla Nájera Rueda diversas canciones que en su voz saben, a lo que deben saber, porque han sido ataviadas con emociones imágenes, sentimientos, entusiasmo, en una naturaleza nunca puesta ni leída entre papeles, tampoco dirigida por extraños solo por quien forma su estructura y por la guía fidedigna de sus progenitores.

Sigue su imagen, ella es raza fémina que canta entre color Zacatecas, México y mundo, mostrando donde va; su frenesí por el canto, la música, y lo que la rodea. La conocí mientras entonaba: La Llorona, Aleluya, Cucurrucucú Paloma con una facilidad como los grandes, y un vocablo al cuadrado para que no queden dudas del porqué forma parte importante del folclore municipal.

Se queda con quienes la escuchan, porque sus ojos grandes corean ese canto de campiña y fronda, de tal manera que vuelven donde ella se ve. De mujer a mujer, Marla Nájera merece un marco que la lleve, y no al contrario. Esto lo demuestra cuando el sol o la oscuridad se despiden, Puesto que siempre está preparada para su mejor versión.

*Escritora, poeta y promotora y difusora de la cultura. Soy tres escuches de monerías y casi un montón de cosas.

8 recomendaciones
100 views
bookmark icon